Mujica analiza oferta de un millón de dólares por su auto de 1987

En caso de venderlo el presidente de Uruguay, y el más pobre del mundo piensa donar el dinero a causas benéficas
Sigue a La Opinión en Facebook
Mujica analiza oferta de un millón de dólares por su auto de 1987
El mandatario viaja en su "Fusca".
Foto: EFE

José Mújica, presidente de Uruguay, considerado el mandatario más pobre del mundo, estudia una jugoso propuesta para verde su austero Volkswagen Sedán 1987, por el cual se le ofrece un millón de dólares, destacó este jueve la prensa local.

Mujica, se ha caracterizado por su forma austera de vida, recibió la oferta de un millón de dólares para vender su automóvil 1987, según admitió en declaraciones difundidas este jueves.

La oferta fue hecha en nombre de un jeque árabe y la recibió durante la cumbre de países del G77+China que tuvo lugar el pasado junio en la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra.

“Me sorprendió un poco todo esto y al principio dudé y no le di tanta importancia. Pero después me llegó otra propuesta y me lo tomé un poco más en serio”, dijo Mujica en declaraciones que publicó el semanario Búsqueda.

En todo caso, y si se concreta, todo el dinero será para el Plan Juntos o lo que sea para favorecer al Uruguay”, agregó el mandatario, que también evaluó donar el dinero a la Universidad Tecnológica (UTEC).

El Plan Juntos ayuda a familias económicamente desprotegidas para la construcción de viviendas y es una idea del presidente Mujica, quien para impulsar el proyecto le dona la mayor parte de su salario.

El mandatario uruguayo recibió el pasado septiembre, durante un encuentro con el cuerpo diplomático acreditado en Uruguay, una segunda oferta por su vehículo.

En este caso fue el embajador de México, Felipe Enríquez, quien ofreció al presidente diez camionetas 4×4 a cambio del Volkswagen, agrega el semanario.

El ya famoso “Fusca” del presidente, de color celeste, está en perfecto estado de conservación y Mujica lo suele manejar por las calles de Montevideo.

El pasado 26 de octubre al volante de su vehículo y sin custodia alguna, el presidente fue a votar en las elecciones presidenciales y legislativas de Uruguay y posteriormente llevó a su esposa, la senadora Lucía Topolansky, a que también depositara su voto en otro circuito de la capital.

En la declaración jurada de bienes que deben realizar periódicamente los gobernantes uruguayos, Mujica evaluó su Volkswagen modelo de 1987 en unos $2,850.

Con información de EFE