Ratas, daños exponen negligencia estatal en escuelas de Inglewood

Pese a que el gobierno estatal se está haciendo cargo del distrito escolar de Inglewood, la lista de daños por reparar no se ha dado de alta
Ratas, daños exponen negligencia estatal en escuelas de Inglewood
Las fotos fueron tomadas en la escuela secundaria Inglewood.
Foto: Twitter

Algunos estudiantes prefieren orinar en los pasillos que utilizar los baños.

Tales fueron las denuncias del personal de la escuela secundaria Inglewood del Distrito Escolar Unificado de Inglewood (IUSD), ya que desde hace dos años que el gobierno estatal se hizo cargo del IUSD, no se han hecho las reparaciones necesarias a varias escuelas del área.

Ratas que caminan por el gimnasio, agujeros en los techos, baños deteriorados, alarmas contra incendios descompuestas, etc. La lista de daños es extensa; misma lista que el Departamento de Educación de California no ha podido dar de alta a pesar de haber tomado prestado $29 millones del estado en 2012 cuando el IUSD estaba a punto de caer en bancarrota.

Personal de escuelas del Distrito denunciaron la diversidad de daños existentes a la radiodifusora de Los Ángeles KPCC.

KPCC obtuvo datos sobre las condiciones de las alarmas contra incendios en los planteles escolares ―por medio de un reporte realizado por el Equipo de Gestión y Crisis Fiscal― y aseveró que al menos 15% de éstos no funcionaban en la escuela secundaria Morningside, y en la escuela primaria Oak Street todas las alarmas estaban descompuestas.

El gimnasio del plantel secundario Inglewood no está equipado con alarmas contra incendios y los que están localizados alrededor del campus no se escuchan en todo el plantel. Los baños de la misma institución también carecen de mantenimiento adecuado, con inodoros descompuestos, manchas de sangre en el suelo y paredes, y un olor penetrante de orina que recorre hasta los pasillos de la escuela.

En 2012, el Superintendente de Educación, Tom Torlakson ―mismo que fue reelegido en las elecciones del 4 de noviembre― nombró a Don Brann como administrador de los planteles académicos del IUSD, pero desde entonces Brann solo ha despedido a 150 empleados y ninguna reparación se ha hecho. A comienzo del año escolar 2014, la mayoría del personal de limpieza perdió su trabajo, así como todos los guardias de seguridad de los 23 campus escolares.

Brann comentó a KPCC que el despido de la guardia se había realizado para emitir regulaciones más estrictas al contratar al personal. La semana pasada, Brann anunció al IUSD que se contratarían a 17 guardías y que pronto se contratarían a agentes policíacos.

Según Brann, tiene planes de derribar y reconstruir la escuela secundaria Inglewood.

Rob Huff, líder republicano del Senado de California pidió al Comité de Auditoría del Estado que realizaran una auditoría sobre el control del IUSD que mantiene el estado, pero fue rechazada en junio y una vez más en agosto.