El chikungunya se propaga en Chiapas

Gardenia Mendoza

México

Unos mosquitos grandes y patones con franjas blancas por el cuerpo que volaron de Centroamérica son hoy los enemigos emergentes de la salud pública en México. Los insectos atacaron a 14 chiapanecos y se convirtieron en las primeras personas infectadas con el virus de chikungunya en México.

Se habían registrado 11 casos, pero de personas que habían estado en el extranjero y desde afuera lo importaron con todos sus síntomas: fiebre, dolor de articulaciones, dolor de cabeza, fatiga y erupciones cutáneas.

La enfermedad, proveniente de África, no tiene vacuna, se trasmite por el insecto que pica a una persona infectada y luego a otra sana. Su nombre deriva de la lengua Kimakonde (en Tanzania) donde Chikungunya quiere decir “doblado”: la posición que adquieren los infectados por la afectación severa a las articulaciones.

En América se han registrado miles de casos en el Caribe, Centro y Sur, según la Sociedad Panamericana de la Salud. Y si bien a México el virus llegó por el sur; en el norte, hay alerta porque en EEUU se han registrado al menos 1927 casos que pueden multiplicarse a través de los insectos viajeros.

La alarma es tal que la Secretaría de Salud de Chihuahua ofreció ayer una recompensa de alrededor de 470 dólares para quien capture vivo a uno de los mosquitos que se han visto por la Sierra Tarahumara baja