Instalan cámaras en camiones de Metro tras ataques a choferes

El caso más reciente ocurrió el lunes 17 de noviembre a las 10:40 p.m. en la esquina de los bulevares Victory y Valley Circle, en West Hills
Instalan cámaras en camiones de Metro tras ataques a choferes
Ante los ataques que han sufrido los choferes de autobús de Metro, las autoridades de transporte empezaron a equipar las unidades con monitores y barreras en el asiento del conductor.
Foto: Archivo

@Yorshmore

El aumento en el número de ataques agravados a choferes de Metro ha generado alerta en las autoridades de transporte público que este lunes anunciaron una serie de medidas de seguridad y pidieron la ayuda del público para dar con el paradero del más reciente agresor.

En el 2013 la Autoridad Metropolitana de Transporte (Metro) registró 17 ataques agravados en contra de choferes de autobús, mientras que en lo que va de este año ya se han registrado 28.

El caso más reciente ocurrió el lunes 17 de noviembre a las 10:40 p.m. en la esquina de los bulevares Victory y Valley Circle, en West Hills, donde la conductora de un camión de la ruta 164, de 59 años de edad, fue golpeada a puñetazos y patadas.

El agresor fue identificado gracias a las cámaras de seguridad del autobús como Geovanny Falcón, de 24 años de edad, quien cuenta con un tatuaje de triple X en la nuca.

Falcón tiene un largo historial delictivo por agresión y asalto, indicó el Departamento del Sheriff. Es un indigente que suele utilizar la Línea Roja del Metro y pasear acompañado de una mujer por MacArthur Park, North Hollywood y West Hills.

“Es un tipo volátil, inestable y altamente peligroso”, advirtió Ronine Anda, jefa de la división de transporte del Sheriff. “Si lo ven, llamen de inmediato al 911”.


Lee también:

Metro alerta por alza en suicidios durante época navideña

El futuro del transporte público en Los Ángeles será sobre rieles

Inicia el cierre total de Rodeo Road y el Bulevar Crenshaw

Planean más líneas de peaje en las autopistas de Los Ángeles


Ante los ataques que han sufrido los choferes de autobús de Metro, las autoridades de transporte empezaron a equipar las unidades con monitores y barreras en el asiento del conductor.

“Es una forma de inhibir los delitos, porque ellos mismos se estarán viendo en los monitores y sabrán que serán identificados si cometen un delito”, dijo Paul Gonzales, portavoz de Metro.

Para equipar de monitores a toda la flota, se destinarán $8 millones. Actualmente 63 camiones, de los aproximadamente 2,000 que tiene Metro, ya cuentan con monitores.

A partir de diciembre iniciará un programa piloto para colocar barreras de plexiglás (material sintético transparente) en el asiento del chofer a unos 150 autobuses con el objetivo de proteger a los conductores de ataques físicos.