Padres de desaparecidos piden a Fiscalía mexicana no cerrar búsqueda

Exigieron al presidente Peña Nieto que se redoble la búsqueda de los estudiantes y que se castigue al exalcalde de Iguala y a su esposa

Los familiares de los estudiantes desaparecidos en el estado mexicano de Guerrero pidieron a las autoridades no terminar la búsqueda de los restantes 42 jóvenes tras la identificación de uno de los estudiantes.

La Fiscalía mexicana confirmó hoy que el ADN de uno de los restos óseos calcinados que se encontraron en el municipio de Cocula corresponde al perfil genético de Alexander Mora Venancio, uno de los estudiantes desaparecidos en los hechos violentos en Iguala en septiembre pasado.

El asesor legal de los padres de los jóvenes desaparecidos, Alejandro Ramos afirmó en rueda de prensa que los familiares aceptan los resultados de las pruebas del laboratorio de la Universidad de Innsbruck en Austria, pero rechazaron “la teoría del caso”.

Los familiares pidieron al presidente Enrique Peña Nieto que se redoble la búsqueda de los estudiantes con tecnología, además que se castigue al ex alcalde de Iguala y a su esposa, José Luis Abarca y María de los Ángeles Pineda, respectivamente, como autores intelectuales de la desaparición de los estudiantes.

“No es posible que el 20 de noviembre el gobierno arrestó a estudiantes en un enfrentamiento en el aeropuerto internacional de México y en dos días fueran consignados, mientras que la esposa del exalcalde que es la culpable siga arraigada”, afirmó uno de los padres.

Otro de ellos exigió que se investigue al Ejército mexicano, que la noche del 26 de septiembre no llegó en apoyo de los jóvenes para evitar que desaparecieran.

“Creemos que la búsqueda en vida debe seguir, es solo una hipótesis que no está plenamente probada“, señalaron.

“Los militares llegaron a quitarles su celular, los patearon y humillaron, no quisieron ayudarlos. Jamás hicieron el intento de cerrar los accesos de la ciudad o buscar a los desaparecidos, estando el batallón a dos minutos del lugar”, indicó.

Los familiares se mostraron molestos y pidieron que “que no se permita que se le dé carpetazo porque todavía faltan 42 estudiantes que no se saben dónde están”.

Advirtieron que seguirán con las protesta hasta que se encuentren a los restantes 42 estudiantes desaparecidos, pero no mencionaron si serán más radicales.

Por su parte, Ezequiel Mora, padre del estudiante cuyo ADN fue identificado, colocó una ofrenda en su casa en la localidad de El Pericón en el Municipio de Tecoanapa, para honrar la memoria de su hijo Alexander.

“Yo no quería aceptar eso todavía pero, ya me dan la información y todo en documento y pues, tuve que aceptarlo, acepté…” explicó a medios.

Expresó su indignación por el crimen de su hijo, y expresó “más que nada coraje por lo que le hicieron a mi hijo, lo quemaron… como si hubiera sido un animal, como si no hubieran sido humanos, ellos, los que lo hicieron”.


Lee también:

Identifican restos de uno de los 43 normalistas

México descarta ser juzgado por caso Ayotzinapa

Los Tigres del Norte no cantan sobre el caso de Ayotzinapa

Funcionario del PRI insulta y amenaza a normalistas


El presidente de México, Enrique Peña Nieto, transmitió su pésame y solidaridad a los padres de Alexander Mora, uno de los 43 jóvenes estudiantes desaparecidos en Iguala y cuyo ADN ya ha sido confirmado.

“Expresar mi más sentido pésame y acompañar, como lo hemos venido haciendo como autoridad, a todas las familias que pasan por este momento de dolor, particularmente a los padres de Alexander Mora”, declaró Peña Nieto al iniciar su discurso de clausura del X Encuentro Empresarial previo a la XXIV Cumbre Iberoamericana que comenzará mañana lunes.

El mandatario mexicano aprovechó para agradecer las muestras de solidaridad de la Comunidad Iberoamericana hacia México y su acompañamiento ante la “lamentable tragedia” que ha representado para el país la desaparición de los jóvenes normalistas.

El procurador general mexicano, Jesús Murillo Karam, confirmó hoy que el ADN de los restos óseos analizados por la Universidad de Innsbruck de Austria corresponden a Alexander Mora Venancio, uno de los 43 jóvenes desaparecidos en septiembre en el sureño estado de Guerrero.

El procurador concluyó que esta “prueba científica confirma que los restos encontrados en una de las escenas coincide con la evidencia de la investigación y con la declaración ministerial de los detenidos”.

La noche del 26 de septiembre pasado un grupo de policías locales dispararon contra decenas de alumnos de esa institución educativa por órdenes del entonces alcalde de Iguala, José Luis Abarca, lo que causó la muerte de seis personas y 25 heridos.

Además, los policías capturaron a 43 jóvenes y los entregaron al cártel Guerreros Unidos, que se encargó de asesinarlos e incinerarlos en un basurero de Cocula para no dejar rastro, según concluyó la fiscalía mexicana con el testimonio de tres detenidos que se declararon autores confesos del crimen.