un campeón de campeones

Landon Donovan se ha marchado del fútbol con categoría. Lejos de terminar divagando en las canchas fuera de forma física, como sucede seguido con otras estrellas, el hombre al que llaman ‘Capitán América’ ha colgado los botines como campeón.

El domingo, el nativo de Ontario, California celebró por sexta vez el campeonato de la MLS, tras una emocionante victoria del Galaxy sobre el Revolution en la Copa MLS.

Nunca un jugador de esta liga había sido monarca seis veces, ni tampoco un equipo había alcanzado cinco títulos, hasta que Landon y su Galaxy doblegaron a los New England con el gol de Robbie Keane en tiempo extra.

Cuando el árbitro sonó su silbato, Donovan extendió los brazos, miró al cielo y sacó un soplido final con todo el sabor a gloria, mientras muchos de sus compañeros corrían a abrazarlo. Se trataba de una final, pero en el ambiente se respiraba por encima de todo un adiós especial para el futbolista más especial que ha dado Estados Unidos.

En una temporada en la que impuso nuevos récords de la MLS de goles y asistencias, los cuales quedaron en 144 y 136, respectivamente, Donovan logró un último triunfo para dar magia su extraordinario legado.

Gran amigo del heroísmo y el drama en la cancha, Landon anunció su retiro del fútbol el verano pasado, unas horas después de haber marcado el gol que le dio a las estrellas de la MLS un 2-1 sobre el poderoso Bayern de Múnich en el Juego de Estrellas en Portland. Con clase, él guardó bien el secreto para no robarle la atención a la gala de media temporada de la ascendente liga estadounidense a la que tanto le aportó.

Luego, acudió a un partido de despedida con su selección nacional, de la cual también ostenta el récord de goles. Pero como dicen sus allegados, lo más valioso que Landon Donovan deja es el ejemplo de un deportista en toda la extensión en la palabra; un modelo de jugador de equipo que en el día de su histórico adiós celebró el crecimiento del fútbol en este país por igual que una nueva conquista personal.

Salud por Landon Donovan, un hombre sensible y brillante que a los 32 años de edad busca realizarse en otros terrenos y encarar nuevos retos.