Celebran Navidad con cena y regalos en Skid Row (fotos)

Familias pobres soportan frío por la cena y los regalos para los niños en Skid Row
Sigue a La Opinión en Facebook

@Alvaradoisa

¿Qué sacrificio haría usted para ver sonreír a sus hijos esta Navidad?

Esto es lo que hizo María Jiménez: esperó 28 horas en una sucia banqueta de Skid Row, una zona de Los Ángeles plagada de indigentes y drogadictos, para que sus dos hijos -de 5 y 9 años- recibieran regalos.

Jiménez, una madre soltera que vive en el Este de Los Ángeles, llegó desde las 7 a.m. del martes 23 de diciembre y hasta las 11 a.m. de hoy pudo ingresar a un área que habilitó la Misión Los Ángeles para alimentar y entregar juguetes a cientos de familias pobres. Fue un festejo navideño anticipado.

“No importa el sacrificio que haga por mis hijos y los juguetes que les den, no importa cuánto cuesten, me doy por bien pagada”, dijo la originaria del estado de Puebla.

De 32 años, Jiménez cuenta que es víctima de violencia doméstica y que desde hace un mes dejó de trabajar en un taller que pinta playeras. “No nos alcanza el dinero: o se paga la renta o les compro juguetes a mis hijos”, comentó quien soportó la helada noche con suéteres y cobijas.

Al menos mil niños de familias de escasos recursos recibieron obsequios en la Misión Los Ángeles en la víspera de la Navidad. Y más de cuatro mil personas “cenaron” este mediodía pollo asado, puré de papa, vegetales y pastel, que fueron servidos por actores, modelos y políticos.

Un segmento de la calle Quinta, entre las calles Wall y San Pedro, fue cerrado por este evento de 6 a.m. a 6 p.m. Fue tanta gente que la fila iniciaba en la esquina de la calles Quinta y Wall, daba vuelta en la calle Winston, continuaba por la calle San Pedro y terminaba en la calle Quinta.

Aún en esa interminable fila se respiraba el espíritu de la temporada. Integrantes del grupo National In Choir repartieron galletas y entonaron la famosa canción de José Feliciano. “Feliz Navidad”, se escuchaba al ritmo de un pandero y un coro de voces que imitaba el sonido de un tambor.

La señora Margarita (pidió no publicar su apellido) agradeció a la Misión Los Ángeles por este gesto. Ella llevó a sus cuatro hijos, de 1, 5, 7 y 8 años. Margarita es madre soltera y sobreviviente de violencia doméstica. Ser pobre, dijo, no le impedirá festejar el nacimiento de Jesús.

“Vamos a estar alegres, porque ya hemos agarrado cositas de otros lados, ya hemos ido a otros eventos. Es una gran ayuda porque en este temporada aunque compremos una cosita sale caro”, mencionó.

Desde hace nueve años, Alejandra García ha comido y recibido obsequios en Skid Row. Ella acompañó a ocho niños de familiares y amigas. “Vale la pena venir, dan buenos juguetes”, dijo con una sonrisa.

Varios esfuerzos para ayudar a miles de familias pobres se vieron en la víspera de la Navidad en distintas áreas de Los Ángeles.

“Cenas navideñas” anticipadas se sirvieron este miércoles en Hollywood, Skid Row, la central de trenes Union Station y templos de la región. Cientos de niños también recibieron juguetes.

Además de los tradicionales servicios religiosos para celebrar el nacimiento de Jesús, el arzobispo José Gómez ofició una misa de Navidad en la Cárcel Central de Varones en el centro de Los Ángeles.

“La Navidad nos llama de nuevo a andar los caminos de este mundo con Jesús”, dijo Gómez, quien pidió realizar actos de bondad en esta temporada, como ayudar a que un indocumentado tramite su licencia de manejo (este privilegio se les concederá a partir del 2 de enero).