‘Dreamers’ sueñan con viajar sin restricciones

EEUU considera flexibilizar los permisos de viaje para los beneficiarios de DACA y DAPA

Washington.– El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) considera posibles cambios para flexibilizar las restricciones de viaje a los centenares de miles de “Dreamers” y otros inmigrantes indocumentados que estarán protegidos de la deportación en 2015.

En la actualidad, los “Dreamers” amparados bajo el programa de “Acción Diferida” (DACA) pueden viajar fuera de EEUU sólo en circunstancias muy limitadas.

El mes pasado, la Casa Blanca indicó que el DHS emitiría en los próximos meses nuevas guías para esclarecer los permisos de viaje –conocidos en inglés como “advance parole”- tanto para quienes están a la espera de su tarjeta de residencia o para quienes tienen un estatus legal temporal.

“Nada se ha anunciado todavía en cuanto a algún cambio en restricciones de viaje para los beneficiarios de DACA o DAPA”, dijo a La Opinión una fuente de la Administración Obama, que rechazó dar detalles y pidió el anonimato por la sensibilidad del asunto.

Uno de los grupos que presiona por la flexibilización de los viajes es el Irish Lobby for Immigration Reform (ILIR), que ha prometido seguir luchando por una reforma migratoria y, a corto plazo, por condiciones de viaje favorables para los beneficiarios de los alivios migratorios.

LEE ADEMÁS

“Dreamer” entre los viajeros del Air Force One

Alivio migratorio, esperanza de indocumentados en EEUU

Obama responde a carta de mexicano que pide detener deportaciones

El pasado 20 de noviembre, ante la inacción del Congreso, el presidente Barack Obama anunció alivios migratorios para hasta cinco millones de inmigrantes indocumentados, que de inmediato fueron criticados por buena parte de la bancada republicana.

Obama firmó una orden ejecutiva que amplía el “DACA” puesto en marcha en 2012 y establece un nuevo programa de “acción diferida” para adultos, conocido por sus siglas en inglés “DAPA”.

La ampliación del “DACA” y el nuevo “DAPA” ofrecen a los indocumentados la posibilidad de “salir de la sombra”, obtener permiso de trabajo, un número de Seguro Social, y licencias de conducir.

En el caso de los “Dreamers”, pueden matricularse en una universidad.

Debido a las restricciones de viaje, muchos beneficiarios del “DACA” no han podido viajar a sus países de origen por vacaciones, para visitar a sus padres o abuelos, o celebrar hitos en la vida de sus familias, como funerales, cumpleaños, bodas, y fiestas navideñas.

Por ello, comparan su situación actual con el estar en una “jaula de oro”.

Se prevé que el DHS divulgue detalles adicionales sobre los requisitos de ambos programas, aunque la agencia no ha precisado fecha.

No obstante, se calcula que la ampliación del “DACA” se pondría en marcha alrededor de febrero, mientras que el nuevo “DAPA” empezaría un mes después