Salud: Ébola sin fronteras

La enfermedad desata miedos e histeria entre la población del país

El año 2014 pasará a la historia de Estados Unidos por ser la primera vez en que el virus mortal del ébola pasó la frontera y acabó con la vida de dos personas, desatando un estado de psicosis en todo el país.

El brote de ébola en África Occidental, que alcanzó dimensiones epidémicas en 2014, puso en alerta a las autoridades sanitarias estadounidenses, hasta el punto de que el presidente Barack Obama se vio obligado a nombrar a un “zar”, Ron Klain, para coordinar la respuesta de salud.

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) calificaron como una “misión crítica” la respuesta que llevan a cabo en ambos frentes -África Occidental y Estados Unidos- para contener la propagación de la epidemia “más compleja de ébola en la historia”.

“La respuesta de los CDC contra el ébola es el esfuerzo global más grande en la historia de la agencia, pero estamos llevando a cabo otras misiones de salud pública cruciales para proteger vidas estadounidenses”, según reconoció el director de los CDC, Tom Frieden, al referirse a los mayores retos de salud pública en el 2014.

En julio de este año dos trabajadores de la salud estadounidenses se convirtieron en los primeros pacientes con ébola en ser tratados en un hospital de Estados Unidos, tras ser trasladados desde Liberia a Atlanta. Estos fueron el médico Kent Brantly y la higienista Nancy Writebol.

Pese a que varios pacientes habían sido tratados en hospitales de Estados Unidos, no fue hasta que en octubre se diagnosticó al primer paciente en territorio nacional, el liberiano Thomas Eric Duncan, cuando se dispararon todas las alarmas por la enfermedad. Duncan fue además el primer paciente de ébola en fallecer en Estados Unidos tras permanecer tres semanas ingresado en el Hospital Presbiteriano de Dallas, centro médico que fue blanco de duras críticas a nivel nacional por el manejo del caso. Dos enfermeras resultaron infectadas.

El contagio de ambas trabajadoras generó nuevas críticas acerca de la forma en la que autoridades locales y federales estaban trabajando para contener la propagación del virus localmente.

RESUMEN NOTICIOSO DEL 2014 EN ESTADOS UNIDOS Y EL MUNDO

A raíz de ello se establecieron nuevos protocolos para hospitales y posteriormente el (CDC) emitió restricciones para quienes debían viajar a la zona de África Occidental y desde la misma.

En Nueva York, el doctor Craig Spencer, se convirtió en la primera persona contagiada con ébola en este estado.

El segundo fallecido por ébola en Estados Unidos fue el cirujano Martin Salia, quien contrajo el virus en su natal Sierra Leona. Murió en un hospital de Nebraska.