Entre el cielo y el infierno

Águilas y Chivas se encuentran en polos opuestos al iniciar el Clausura 2015
Sigue a La Opinión en Facebook
Entre el cielo y el infierno
Foto previo al Partido America vs Monterrey, partido amistoso correspondiente a la pretemporada previo al Torneo Clausura 2015, en la Foto: America03/01/2015/ MEXSPORT / Jorge Martinez
Foto: authors

Entre el Cielo y el Infierno: ese bien podría ser el título de la novela que a partir de este fin de semana comienzan a escribir América y Guadalajara en el Torneo Clausura 2015 de la Liga MX.

Con un plantel de lujo, en el que los refuerzos que adquirió para tratar de revalidar su título supusieron una inversión de decenas de millones de dólares, el América luce como el enemigo a vencer de los otros 17 equipos. Ningún no americanista quiere ver a las Águilas volando alto otra vez.

Tras conseguir el título del Apertura 2014, que lo coloca como el equipo más ganador en México con 12 estrellas, el América se dio a la tarea de armar una aplanadora.

El conductor del bulldozcer americanista es el uruguayo Gustavo Matosas, un técnico que pregona un estilo espectacular para cosechar resultados. Ya lo hizo con el León.

Con la llegada de Carlos Darwin Quintero, Cristian Pellerano, Darío Benedetto y Miguel Samudio, sumándose a una base que incluye a Oribe Peralta, Moisés Muñoz, Rubens Sambueza y Paul Aguilar, las Águilas quieren acuñar, ahora más que nunca, esa frase con la que tanto gustan remover los sentimientos de sus detractores: “Ódiame más”.

Mientras las Águilas miran al resto de los equipos desde el cielo, su rival más enconado, Chivas de Guadalajara, trata de salvarse de las llamas del infierno.

El Clausura 2015 es el torneo donde el Rebaño Sagrado muere o se levanta.

De la mano de José Manuel de la Torre, Chivas se jugará el orgullo de 108 años de existencia en cada uno de los 17 partidos.

Ante la posibilidad muy real de dejar de existir como club de primera división, Guadalajara trajo de regreso a Marco Fabián de la Mora, Erick “Cubo” Torres y Miguel Ponce para fortalecer al equipo.

Eso y la compra de Isaac “Conejito” Brizuela a un precio de 10 millones de dólares fueron los actos desesperados de Jorge Vergara por tratar de salvar a su franquicia.

Por la pasión que despiertan y por vivir situaciones tan distintas, Águilas y Chivas serán los equipos a seguir en el torneo que inicia hoy

<img src="/wp-content/uploads/2015/01/IMPORT01_301099984_EP_-1_6.jpg" caption="

summary

“/>