Son muy distintos, pero los une la historia… y la sangre

Como pocas veces, el Super Bowl tiene un tremendo duelo de estrategas con Bill Belichick y Pete Carroll
Son muy distintos, pero los une la historia… y la sangre
Bill Belichick (Patriots) y Pete Carroll (Seahawks).
Foto: EFE

Phoenix, Arizona.- Enero de 1991. Los Giants de NY se enfrentan a los Bills de Buffalo en el Super Bowl XXV en Tampa. Los Giants ejecutan un inteligente plan de juego que se basa en poner mucha gente atrás y minimizar los pases completos de los dinámicos Bills.

El plan es un éxito: ningún receptor de los Bills suma arriba de 62 yardas y los Giants ganan 20-19. El autor de ese plan defensivo fue Bill Belichick, el coordinador defensivo, quien luego dejó al equipo y se convirtió en entrenador en jefe, donde haría historia al frente de los Patriots de Nueva Inglaterra, equipo que lo firmó en 2000 para reemplazar a Pete Carroll, el entrenador en jefe de los Seahawks de Seattle desde 2010.

Este domingo, Belichick y Carroll tienen su propio duelo de estrategas ante una audiencia mundial en el Super Bowl XLIX, en busca del trofeo Vince Lombardi, el cual ha estado en manos de los dos.

Pero la historia entre Belichick, de 62 años de edad, y Carroll, de 63, trasciende ese momento en el que Nueva Inglaterra despidió a Carroll porque Belichick ya hacía maletas con rumbo a Massachusetts.

TODA LA COBERTURA RUMBO AL SUPER BOWL

Belichick y Carroll se respetan mucho, y al menos uno de ellos confiesa profunda admiración por su oponente de este domingo.

“No hay entrenador en la NFL que yo respete más que Pete Carroll”, reveló Belichick aquí en Phoenix. “Él y yo hemos venido de la misma época. Ambos hemos sido coordinadores defensivos, hemos sido entrenadores en jefe. Tengo un montón de respeto por lo que Pete hace como entrenador y la forma en que juegan sus equipos”.

Como pocas veces ha ocurrido en el juego final de la NFL, el Super Bowl XLIX es un partido de entrenadores ilustres y distintos. Belichick es frío como el hielo. No es expresivo, pero nadie observa mejor los detalles de lo que ocurre en los partidos. No toma decisiones viscerales y tiene un instinto aniquilador que ha hecho de él un tipo antipático alrededor de la NFL.

Carroll, por el contrario, es un hombre emotivo, de contagiosa energía, que con actitudes y total confianza en sus jugadores sabe ganárselos. Ellos juegan por él. Otra cosa: ambos han sido criticados. A Belichick muchos lo consideran tramposo. A Carroll le llovió en su etapa en USC, donde cometió errores administrativos que fueron muy costosos para el equipo de fútbol americano de esa universidad.

VIDEO: Belichick se relaja y hasta bromea

Belichick y Carroll también tienen en común su herencia familiar croata: Bill por el lado de su familia paterna y Pete de la materna. Carroll, con el mismo respeto que su colega, no está listo para asumir que sus Seahawks se encuentren aún en la misma categoría que los Patriots, a quienes considera una dinastía.

“Una dinastía es lo que Nueva Inglaterra ha hecho: descansar en la ronda de comodines por 10 años o algo así en los pasados 12 años. Esos son números ridículos”, dijo el ex campeón colegial con USC.

Opina Russell Wilson, quarterback de Seattle: “Un buen coach es el que pone a sus jugadores en una gran posición para ganar. El coach Belichick es uno de los mejores en hacerlo. Es por eso que Tom (Brady) y ellos siguen encontrando maneras de ganar y ganar.

“Espero que (nuestro) coach (Pete) Carroll lo supere en este juego y al final ganemos”, agregó el quarterback de los Seahawks. “Va a ser una gran batalla. Dos grandes entrenadores. Dos coaches de distintos estilos, pero dos grandes”.