Makeup: ¿Necesito un primer?

Makeup: ¿Necesito un primer?

Sí, la respuesta es sí. Hace un par de años que los primers vienen sonando en la rutina de maquillaje de las mujeres. Este producto se subió al carro de la belleza junto con los iluminadores, concealers y BB cream. Porque para qué andamos con cosas: hace 5 años los únicos que conocían estos términos eran los makeup artists. Por eso hoy tendremos una especie de Introduction, un Primer 101.

Su nombre ya nos da una señal de qué es algo que va primero (¿o soy la única que lo entiende así?) y, precisamente, así es como debes aplicarlo. Los primers también son conocidos como pre base y su principal función es preparar el rostro para recibir el maquillaje. Así, vendría siendo una capa protectora de nuestra cara.

Otro de los usos que tiene el primer es que ayuda a que el maquillaje dure más tiempo “firme” en el rostro. Así es como puedes encontrar en el mercado primers para párpados, pestañas y rostro. Incluso hay para pelo, pero de esos hablaremos después. Ahora nos enfocamos sólo en el maquillaje.

Lo que debes tener claro: aplicar el primer luego de la limpieza y crema hidratante. Sigamos.

Ahora viene el segundo nivel de conocimiento: cuál debes comprar.

Entendamos que a estas alturas de la vida, cada una sabe qué tipo de piel tiene y cuáles son los defectos que quiere cubrir con el maquillaje. Las marcas cosméticas entendieron eso y han creado varios tipos de pre-base, para diferentes funciones y tipos de piel.

Así es como puedes encontrar en el mercado primers en polvo, gel, barra y crema. Por otro lado, cada uno de ellos puede tener una funcionalidad diferente: disminuir el tamaño de los poros, absorver el exceso de aceite, ayudar a controlar el acné con ácido salicílico, darle humectación extra, corregir cuando hay problemas de pigmentación, por decir sólo algunas.

En mi caso -piel graso con tendencia a los granitos- utilizo uno en versión crema, sin silicona ni alcohol y de textura aterciopelada que promete disminuir el tamaño de los poros. Es bueno, I like it, pero tampoco noto la diferencia entre cuando lo uso y cuando no. De hecho, muchas veces lo aplico después del hidratante y no me pongo más maquillaje porque me gusta cómo queda mi piel.

Para ayudarte un poco en la difícil tarea de encontrar the one, te mostramos algunas alternativas para los diferentes tipos de rostros y necesidades.

primer_acne

Pieles con acné: este primer de Cover FX tiene entre sus compuestos, ácido salicílico. Valor: $38

primer_dry

Pieles secas: este primer de Laura Mercier entrega extra hidratación. Valor: $33

primer_redness

Tapar rojeces: los productos verdes ayudan a camuflar las áreas enrojecidas de la piel. Valor: $39

primer_powder

Acabado mate: cuando el primer viene en polvo, incluso de lo puedes poner después del maquillaje para un acabado mate. Valor: $26