Senos más firmes al natural

Sigue a La Opinión en Facebook
Senos más firmes al natural
¡Pechos arriba!

Ni hablar, la ley de la gravedad no entiende razones y el tiempo hace de las suyas en nuestros pechos. El clásico remedio de la abuela para mantenerlos firmes consiste en un regaderazo diario con agua fría, o bien, masajear tus senos con cubos de hielo tan frecuentemente como puedas y aguantes.

Pero acá tenemos un remedio un poco más suave para ayudar a levantar lo caído. No te diremos que hace magia, porque honestamente los resultados dependerán mucho de la constancia con que lo realices y de tus hábitos de alimentación, ejercicio e hidratación.

Mira, es muy sencillo: en una cucharada de mantequilla agrega un puñito de hojas de perejil picadas. Amasa hasta que quede una mezcla maleable y aplícala suavemente en tus pechos con masajes circulares de izquierda a derecha. Deja actuar una media hora y enjuaga, de preferencia con agua fría.

Si además puedes hacer este ejercicio unos minutos todos los días, los resultados serán visibles más rápido. Consigue 2 pelotitas de goma o de esas que se usan contra el estrés. Toma una con cada mano y extiende tus brazos a la altura de los hombres. Aprieta ambas con fuerza durante unos 3 minutos. Poco a poco prolonga el ejercicio.