Nueva York albergó el All Star más internacional

Más de 500 periodistas de 52 países llevaron la cobertura desde la Gran Manzana
Nueva York albergó el All Star más internacional
El Partido de las Estrellas se transmitió a 215 países en 47 idiomas.
Foto: Getty Images

NUEVA YORK – El 64º Partido de las Estrellas que se celebró anoche en Madison Square Garden se retransmitió para 215 países en 47 idiomas. El salto inicial lo dieron dos jugadores extranjeros, los hermanos españoles Pau y Marc Gasol. Y, por primera vez, el partido de jugadores jóvenes de primer y segundo año fue un EEUU vs. Resto del Mundo que, por cierto, se llevaron los foráneos.

La NBA continúa su expansión como la liga deportiva más internacional del planeta, y este All Star en la ciudad que muchos consideran la capital del mundo ha sido el máximo exponente de esa universalidad. Los diferentes eventos que inundaron Nueva York de baloncesto los últimos días atrajeron 534 periodistas extranjeros de 52 países.

Lee: El Oeste se lleva el All Star con gran actuación de Russell Westbrook

En los momentos reservados para que las estrellas atendieran a la prensa, el corro de periodistas que luchaban por ponerle un micrófono delante a Pau Gasol competía en número con el enjambre que buscaba hacer una pregunta a LeBron James.

En los diferentes eventos del fin de semana participaron 16 jugadores internacionales de los 101 que juegan este año en la liga. Ambas cifras son un récord.

Adam Silver, comisionado de la NBA, resaltó el sábado este carácter global de la liga y anunció que el próximo verano se jugará, por primera vez, un partido de exhibición de jugadores NBA en el continente africano.

VIDEO: LaVine ganó el concurso de clavadas vestido de Jordan

Preguntado por la posibilidad de adoptar el formato EEUU vs. Resto del Mundo también en el partido de las estrellas para hacerlo más interesante (el Este vs. Oeste actual lleva años resultando en un aburrido choque sin la menor intensidad), Silver dijo que por ahora no sería así.

“Sería injusto para los jugadores de Estados Unidos”, explicó, dando a entender que deben estar los mejores de la liga, vengan de donde vengan. Pero rápidamente aclaró: “O injusto también para los jugadores del resto del mundo”.

Silver sabe que el año en que haya más All Stars extranjeros que estadounidenses podría no estar lejos.

El All Star no se celebraba en Nueva York desde 1998 y los responsables ya lo han calificado como un éxito. El impacto del evento se calcula en $200 millones de dólares.

“Como neoyorquino, estoy encantado de escuchar eso”, dijo el comisionado de la NBA, Adam Silver.

El número de periodistas internacional acreditados fue más del doble que el año anterior en Nueva Orleans, en buena medida por la facilidad para viajar hasta Nueva York desde el extranjero.

Los hoteles de Manhattan entre Times Square y el Madison Square Garden se llenaron de corresponsales, sponsors, invitados y personal de la NBA que trabajó en los diferentes eventos.

El Partido de las Estrellas del domingo fue la guinda al pastel, pero los días anteriores hubo apariciones de jugadores y leyendas en diferentes puntos de la ciudad, clínicas en colegios, partidos entre estrellas amateurs de los diferentes condados, los concursos de clavadas y triples… La actividad se repartió principalmente entre Manhattan y Brooklyn y demostró que Nueva York es una ciudad enamorada del baloncesto.