Más café y menos sodas

Expertos médicos también recomiendan evitar las carnes procesadas
Más café y menos sodas
Nuevas guías nutricionales dicen que el café no está del todo mal.
Foto: EFE

@YurinaMelara

Las personas que se toman esa extra taza de café en las tardes o desayunan huevos todos los días, ya no tienen que sentirse culpables.

Con base en estudios nutricionales, las nuevas recomendaciones del Comité Federal de Guías Dietéticas consideran que ingerir entre 3 a 5 tazas de café en el día no son dañinas para la salud siempre que se tomen sin agregarle azúcar, leche o crema. Es más, hay estudios que indican que hasta podría tener propiedades en contra de la diabetes tipo 2 y problemas cardiacos.

La comisión también señala que no hay evidencias que indiquen que el colesterol en los huevos (o en otras comidas) contribuyan a desarrollar enfermedades cardiacas.

En otras palabras, el colesterol en la comida no es algo que deba preocupar, aunque sí se debe poner atención a la cantidad de grasas saturadas. El reporte también aboga por un consumo menor de carne roja y procesada como forma de ayudar al medioambiente.

Puedes ver el reporte en www.health.gov. Además, la comisión enfatiza en seguir una dieta con menos sal y azúcar provenientes principalmente de comida procesada que se vende en los supermercados ya sea congelada o enlatada.

“Han encontrado que el colesterol en la sangre no está directamente conectado con el colesterol que comemos, sino que está relacionado con una dieta alta en grasas que hace que el hígado produzca colesterol”, señaló Ruth Pupo, nutricionista del Hospital White Memorial.

Las recomendaciones indican que las personas no deben consumir más de 200 calorías provenientes de bebidas azucaradas, es decir, no más de una soda de 16 onzas al día.

Actualmente, las personas ingieren en promedio 268 calorías al día provenientes de bebidas azucaradas y esta cantidad es aún mayor en niños y adolescentes.

Con respecto a la sal, los expertos llegaron a la conclusión que el sodio sí puede ocasionar daños al sistema circulatorio y afectar la salud del corazón. Las personas deberían limitar el consumo de sal a 1,500 miligramos.