Muere en hospital conductor de tren descarrilado en Oxnard

Murió tras el descarrilamiento luego de estrellarse contra una camioneta abandonada en las vías del tren
Muere en hospital conductor de tren descarrilado en Oxnard
El choque dejó a 28 personas heridas, las cuales fueron trasladadas a cinco hospitales locales.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Después de haber sido hospitalizado tras el descarrilamiento de un tren en Oxnard que dejó a 28 heridos, el conductor del mismo tren falleció, informaron autoridades el martes.

Glen Steele, de 62 años, fue uno de los 28 pasajeros que resultaron heridos después que el locomotor de Metrolink que viajaba de Oxnard a Los Ángeles la mañana del 24 de febrero, se estrellara contra una camioneta abandonada en las vías del tren.

Él fue uno de los cuatro que se reportaron estar en condición crítica.

Según el Departamento de Policía de Oxnard, Steele fue ingresado al hospital el mismo día del accidente. Fue revivido en dos ocasiones cuando su corazón se detuvo mientras estuvo hospitalizado. Mas no fue hasta que fue trasladado al hospital Cedar Sinai en Los Ángeles que falleció.

La compañía de Metrolink envío mensajes de apoyo a la familia, honrando al fiel empleado que operaba sus trenes, por medio de Twitter:

Por tanto, la investigación en el caso del descarrilamiento sigue en pie, ya que es considerada una bastante compleja, según información de la Junta Nacional de la Seguridad del Transporte que se encarga de llevar a cabo la investigación.

Debido a lo inconcluso del caso, el hombre que ocasionó el accidente, José Alejandro Sánchez-Ramírez, fue liberado la semana pasada. El hombre es oriundo de Yuma, Texas y por el momento ha podido regresar a casa. Pero en mayo tendrá que regresar a Oxnard para continuar la investigación.

Al principio se dijo que la camioneta de Sánchez-Ramírez había quedado atorada en las vías del tren, las autoridades desmintieron eso indicando que éste habría conducido por las vías del tren por más de 20 metros y que no estaba atorada.