Obama: Netanyahu no ofreció “alternativas viables” a negociaciones con Irán

El Gobierno de EEUU calificó hoy de retórico y carente de alternativas el discurso del primer ministro israelí
Obama: Netanyahu no ofreció “alternativas viables” a negociaciones con Irán
El discurso de Netanyahu ha generado una gran polémica ya que fue invitado directamente por el presidente de la Cámara de Representantes.
Foto: EFE

El presidente, Barack Obama, afirmó hoy que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, no ofreció “alternativas viables” a las negociaciones con Irán sobre su programa nuclear en su polémico discurso ante el Congreso.

En declaraciones a los periodistas desde el Despacho Oval junto a su secretario de Defensa, Ashton Carter, Obama dijo que no vio el discurso de Netanyahu, pero leyó después la transcripción.

“No hubo nada nuevo”, comentó Obama sobre la intervención de Netanyahu al anotar, en sintonía con el primer ministro, que “nadie puede poner en duda” que el régimen iraní “ha amenazado repetidamente a Israel”.

Pero, según Obama, en el “asunto central”, que es cómo evitar que Irán obtenga un arma nuclear, Netanyahu “no ofreció alternativas viables” a las actuales negociaciones entre el Grupo 5+1 y el Gobierno de Teherán.

Obama recordó que hay unas sanciones vigentes que han “forzado” a Irán a negociar y que, durante un año y medio de conversaciones, el régimen de Teherán “ha congelado” su programa nuclear y se ha sometido a inspecciones no vistas antes.

Las sanciones por sí solas “no son suficientes” y, si la única alternativa es no llegar a un acuerdo, se corre el riesgo de que Irán “empiece de inmediato a acelerar su programa nuclear”, advirtió el presidente.

“Vamos a esperar a que haya realmente un acuerdo sobre la mesa. No tenemos que especular”, pidió Obama.

El Gobierno de EEUU calificó hoy de retórico y carente de alternativas el discurso del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ante el Congreso en Washington, en el que arremetió contra las negociaciones entre el Grupo 5+1 e Irán sobre el programa nuclear iraní.

Exigir que Irán “se rinda no es un plan”, comentó en un comunicado un alto funcionario estadounidense que pidió no ser identificado.

“Hemos sido absolutamente claros sobre que las actuales negociaciones están a punto de evitar que Irán obtenga un arma nuclear. Estas negociaciones no son una apertura a la reconciliación con Irán”, subrayó la fuente.

Además, el alto funcionario matizó que el Gobierno estadounidense “no confía” en el régimen iraní, como aseguró hoy Netanyahu, sino que está “insistiendo en una transparencia sin precedentes” y un seguimiento que permita “verificar que Irán cumple con sus obligaciones”.

“Hemos estado utilizando, y seguimos utilizando, la presión de las sanciones para lograr un buen acuerdo”, agregó la fuente.

El discurso de Netanyahu, el tercero que realiza como primer ministro israelí ante el pleno del Congreso, ha generado una gran polémica ya que fue invitado directamente por el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, sin tener en cuenta a la Casa Blanca.

El presidente de EEUU, Barack Obama, ya anticipó que no se reuniría con Netanyahu durante su visita a Washington por la cercanía de las elecciones en Israel, que son en dos semanas.

Además, la Casa Blanca adelantó este lunes que Obama no tenía previsto seguir el discurso de Netanyahu y, de hecho, mientras el primer ministro israelí intervenía ante el Congreso, el mandatario estaba participando en una videoconferencia con varios líderes europeos sobre la situación en Ucrania.

El vicepresidente Joseph Biden, presidente del Senado, tampoco estuvo presente en el Capitolio por encontrarse de viaje en Guatemala, mientras que medio centenar de legisladores demócratas anunciaron previamente al discurso lo boicotearían no asistiendo.

En paralelo al polémico discurso de Netanyahu, Irán y EEUU reanudaron hoy una serie de reuniones bilaterales que deben prolongarse hasta mañana, miércoles, con el fin de avanzar en las negociaciones para alcanzar un acuerdo sobre el programa nuclear iraní antes de que concluya este mes.

Con este fin, el jefe de la diplomacia estadounidense, John Kerry, se encuentra en Suiza, donde mantiene encuentros con su homólogo iraní, Javad Zarif.

Un entendimiento entre Irán y EEUU es visto como fundamental para el cierre de un acuerdo global entre el Gobierno iraní y el grupo de potencias conocidas como el G5+1 (además de EEUU, Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), que se han impuesto un plazo, que vence a fines de junio, para negociar.

Sin embargo, las partes han señalado que esperan llegar a un acuerdo político preliminar, que bosqueje los elementos centrales de un acuerdo, a fines de este mes.