Cae abogado acusado de fraudes hipotecarios

Recomiendan a víctimas de Siringoringo poner quejas para obtener compensación
Cae abogado acusado de fraudes hipotecarios
Personas afectadas por supuestos fraudes hipotecarios perpetrados por el abogado Siringoringo protestan afuera de la Barra de Abogados de California en Los Ángeles.
Foto: Ciro Cesar

@Yorshmore

El abogado Stephen Siringoringo, famoso por sus comerciales de televisión en los que prometía modificaciones de préstamos hipotecarios, se encuentra preso en una cárcel de San Bernardino y se le impuso una fianza de casi $18 millones.

Siringoringo, de 34 años de edad, fue arrestado el 5 de marzo luego de una investigación por fraude hipotecario que involucra millones de dólares que cobró en su gran mayoría a clientes de origen hispano.

Ese mismo día fue detenido su socio, Joshua Michael Cobb, de 32 años, con quien realizaba los supuestos fraudes a través de las empresas Siringoringo Law Firm y Clausen & Cobb Management Company Inc.

La fianza de $17,837,000 que les impusieron a ambos es por el monto que se estima defraudaron a la totalidad de sus clientes en las múltiples oficinas que operaban en el Sur de California.

Siringoringo y Cobb enfrentan cargos por robo y fraude a personas que solicitaron sus servicios para modificar los préstamos hipotecarios, clientes que a la postre perdieron sus casas.

Ambos tienen sus primera audiencia en la corte el próximo 13 de marzo.

Carlos Marroquín, activista de la organización comunitaria Ocuppy Fights Foreclosure, dijo que lo importante es que los afectados sigan poniendo sus quejas para que puedan recuperar algo de lo que perdieron.

“El gobierno federal tiene un fondo de compensación para las víctimas”, dijo Marroquín. “Si la Barra de Abogados de California no puede compensar, porque son muy pocos los recursos que tiene, existe otro fondo a nivel federal con el Consumer Financial Protection Bureau”.

En diciembre de 2013 el abogado Siringoringo ya había sido arrestado durante la investigación en su contra, sólo que aquella vez fue por posesión de marihuana, ya que durante el cateo a una de sus oficinas fue encontrada una libra de hierba empaquetada para ser vendida al menudeo.