Muere hombre que causó pánico en aeropuerto de Nueva Orleans

Richard White murió en el hospital donde lo atendían tras el ataque que perpetró contra agentes de TSA en Aeropuerto Internacional de Nueva Orleans
Muere hombre que causó pánico en aeropuerto de Nueva Orleans
Autoridades trasladan al agresor para que sea atendido por sus heridas.
Foto: Captura de YouTube

Richard White, el hombre que sembró el terror la noche del viernes en el Aeropuerto Internacional de Nueva Orleans, fue declarado muerto el sábado por la tarde, según informaron las autoridades.

White, de 62 años, había sido llevado a un hospital donde fue intervenido quirúrgicamente, según la Oficina del Sheriff de Jefferson Parish. El hombre se encontraba en condición crítica e inconsciente, según los últimos reportes médicos difundidos el sábado. Más tarde murió.

Él era un testigo de Jehová, y rechazó ciertos tipos de atención médica, dijo el alguacil del distrito de Jefferson Newell Normand en rueda de prensa. Agregó que también hubo un “componente de enfermedad mental.”

Durante el desarrollo de la investigación, el sheriff informó que el hombre no solo traía consigo un machete, sino también cocteles molotov.

LEE TAMBIÉN:

Atacante con machete causa pánico en aeropuerto de Nueva Orleans

El sheriff Newell Normand afirmó en conferencia de prensa que el sospechoso llevaba una bolsa cargada con seis cocteles molotov, además de material de bombas de humo.

Un policía de servicio en el aeropuerto disparó tres tiros al atacante, un hombre de 63 años identificado como Richard White.

White, un taxista al parecer sin graves antecedentes penales, roció a dos agentes de la TSA con insecticida para avispas y después hirió a otra agente con un machete en un control de seguridad del aeródromo.

Un policía de servicio en el aeropuerto le redujo con tres disparos dejándolo “inconsciente”.

La agente a la que cortó con el machete tiene heridas menores y no corre peligro, según explicó la TSA en un comunicado.

Una de las balas del policía rozó a uno de los pasajeros, mientras que otros se hirieron al intentar ponerse a salvo en medio del caos.

El incidente provocó el pánico en el aeropuerto, que cerró durante 20 minutos, así como un amplio despliegue policial.