Maestros del LAUSD se revelan y boicotean a pesar de amenazas salariales

Los educadores se abstienen a participar en las juntas del LAUSD
Maestros del LAUSD se revelan y boicotean a pesar de amenazas salariales
Alex Caputo-Pearl, presidente del UTLA habla sobre el boicot a reuniones magisteriales afuera de la secundaria Dorsey.
Foto: Isaías Alvarado / La Opinión

@Alvaradoisa

A pesar de que los amenazaron con reducirles el salario, “miles” de maestros de Los Ángeles no asistieron el martes a reuniones magisteriales en sus planteles, indicó su sindicato.

“Porque somos peleadores hacemos este boicot como signo de una lucha que sigue”, dijo Alex Caputo-Pearl, presidente del sindicato de profesores en esta ciudad (UTLA), en una conferencia afuera de la secundaria Dorsey, en el suroeste de Los Ángeles.

Esta tarde, después de clases, los docentes permanecieron afuera de sus escuelas vistiendo playeras de su sindicato y portando una calcomanía que decía: “Boicot a las reuniones de facultad”. El llamado se lanzó a los 35 mil miembros de UTLA.

Así los maestros tratan de impulsar su propuesta de contrato laboral que pide un aumento salarial del 8.5%, que haya menos alumnos por aula y que cada plantel tenga un enfermero y un consejero.

Las negociaciones se empantanaron hace unas semanas porque el Distrito Escolar de Los Ángeles (LAUSD) les ha ofrecido un incremento de sólo 5% y ahora prepara notificaciones de despido a cientos de empleados debido a la crisis fiscal.

LEE TAMBIÉN: Más de 600 empleados del LAUSD esperan notificación de despido

Los educadores planean ausentarse de las reuniones magisteriales del 7 y 14 de abril. El sindicato indicó que le inquietan más las carencias de las escuelas que perder una hora de sueldo.

Al distrito escolar angelino, en tanto, le preocupa que estas acciones deriven en una huelga, una amenaza que se escucha cada vez con más fuerza en el liderazgo de UTLA.

“Nada podría ser más perjudicial para el extraordinario progreso educativo que este distrito ha hecho en años recientes”, señaló el superintendente Ramón Cortines.

Caputo-Pearl dijo que aún esperan que el LAUSD negocie —ahora con la ayuda de un mediador— con propuestas que atiendan sus exigencias. “No es radical decir que necesitamos un consejero en cada secundaria que ayude a los alumnos a ir a la universidad”, comentó.

Para el líder sindical es justo pedir un mejor salario y aseguró que el distrito escolar sí tiene dinero. “Somos el número 47 de 47 distritos escolares del condado respecto a sueldos. Eso no es sostenible”, dijo.

LEE TAMBIÉN: LAUSD critica demanda “irreal” de maestros por aumento de salario

Pero el LAUSD alerta que enfrentaría un déficit de $158.3 millones en el siguiente ciclo escolar y que por ello debe racionar su gasto.

“Esta no es una dificultad de los maestros, sino de toda la comunidad”, dijo Sharonne Hapuarachy, profesora de inglés de la secundaria Dorsey. “Queremos asegurar que el LAUSD responda a nuestras demandas para mejorar las condiciones en las escuelas”, agregó.

Johana García, una estudiante del grado diez en Dorsey, cuenta que ha padecido las carencias en su escuela y culpa al liderazgo del LAUSD. “Este movimiento muestra las dificultades de los maestros y los estudiantes”, dijo la alumna.

“Cada escuela merece tener una enfermera, un intendente y un consejero”, agregó.