‘Fast and Furious’: cinco momentos inolvidables

‘Fast and Furious’: cinco momentos inolvidables
The Fast and the Furious
Foto: Universal Studios

La franquicia de “Fast and Furious”, que esta noche debuta su séptima entrega titulada sucíntamente “Furious 7”, no sólo es una de las más populares, como lo demuestra el hecho de que sus dos entregas más recientes, “Fast Five” y “Fast & Furious 6”, han sido las más taquilleras.

También es una de las más espectaculares. De hecho, las persecuciones (y algunas peleas) son la única razón de su existencia.

Como demuestra “Furious 7” una vez más, con instantes increíbles como los filmados en Abu Dhabi, en los Emiratos Árabes Unidos, donde Dominic Toretto (una vez más, Vin Diesel), salta de un edificio a otro en su vehículo, el no va más es lo que define a cada una de sus entregas (en total, todas ellas han recaudado en todo el mundo $2,380 millones).

De este modo, y como precalentamiento de los motores para ver la séptima parte, que se prevee bata récords este fin de semana (¿ingresará $150 millones en tres días en el país, como apuntan ciertas predicciones?), aquí tienes cinco momentos de la saga… para no olvidar.

The Fast & The Furious

Como siempre en la saga, cuando compartieron planos, no hay nada como el entente entre Toretto y O’Conner, o sea, Diesel y Walker. Esta carrera paralela entre ambos inyecta la adecuada dosis de energía y tensión, culminando con el primero destrozando su vehículo y el segundo evitando colisionar con él.

2 Fast 2 Furious

La segunda entrega de la serie, y la cuarta de más éxito (aunque sin Vin Diesel…), mostró un salto salvaje por parte de Brian O’Conner (Walker) a bordo de su 1969 Yenko Camaro, incrustándolo en el yate del villano de la función, Carter Verone (Cole Hauser).

Fast & Furious

Tras el mediocre resultado en taquilla de la tercera parte, The Fast and The Furious: Tokyo Drift (la que menos ha recaudado), esta cuarta entrega resucitó a la franquicia, entre otras razones, gracias a una explosiva persecución que involucró a Toretto y Letty (Michelle Rodríguez) con un camión cisterna cargado de gasolina.

Fast Five

Río de Janeiro pocas veces ha vivido una persecución de estas características: tras el robo de una caja fuerte, los héroes de la función recorren sus calles destrozando todo lo que encuentran a su alrededor. La quinta entrega (que también incluye una pelea testosterónica entre los Macho Men, Vin Diesel y Dwayne Johnson, y el rescate de Toretto mientras es llevado a una cárcel) es, hasta ahora, la segunda de más éxito.

Fast & Furious 6

Nadie ni nadie puede con Dominic Toretto, ni siquiera un avión, como se demuestra en esta sexta parte, hasta la fecha la de más éxito en la taquilla mundial. Otro momento memorable en esta cinta fue la persecución por una autovía española en la que Toretto y los suyos se enfrentan a un tanque manejado por el malvado Shaw (Luke Evans).