EEUU: México juega un papel “importantísimo” para frenar migración ilegal

Pese a la dificultad de controlar por completo sus fronteras, aseguró un alto funcionario del Departamento de Estado

Guía de Regalos

Washington.- Coordinando sus esfuerzos con Centroamérica, México juega un papel “importantísimo” para frenar la emigración ilegal hacia EEUU pese a la dificultad de controlar por completo sus fronteras, según aseguró este miércoles un funcionario de alto rango del Departamento de Estado.

Durante una conferencia telefónica, el subsecretario de Estado Adjunto Principal para Asuntos Internacionales de Narcóticos, Luis E. Arreaga, también reiteró el compromiso de EEUU de continuar apoyando la lucha contra el crimen organizado en Centroamérica.

“México ha jugado un papel importantísimo, creo que uno de los principales, el más importante, ha sido la cooperación regional que ha establecido con los países centroamericanos; eso es algo que es relativamente nuevo pero que es bastante efectivo y bastante positivo”, afirmó el funcionario.

Arreaga reconoció que, pese al apoyo de EEUU a través de la Iniciativa Mérida, las autoridades mexicanas no siempre pueden controlar por completo su frontera con Centroamérica, debido a sus grandes proporciones y porque existen zonas de difícil acceso.

La violencia derivada del narcotráfico, la extrema pobreza y el deseo de los migrantes de reencontrarse con sus familiares en EEUU provocaron el año pasado una ola masiva de inmigrantes indocumentados en la frontera sur de este país.

LEA TAMBIÉN:
 Obligan a empresas de EEUU a dar contrato a trabajadores temporales
– Obama urge al Congreso a aprobar una reforma migratoria
– Hillary Clinton propone un camino a la ciudadanía para indocumentados
– Los menores centroamericanos seguirán llegando a EEUU

Se calcula que el 80% de los delitos en los países del denominado “Triángulo del Norte” –Guatemala, Honduras y El Salvador- proviene del narcotráfico
, uno de los focos de atención del nuevo plan de seguridad regional apoyado por Washington.

Arreaga rechazó las críticas de que el descenso en el flujo de menores centroamericanos no acompañados en la frontera sur de EEUU se debe más a los esfuerzos de México que a los que realizan los gobiernos del “Triángulo del Norte”.

Según el funcionario, el descenso se debe a que EEUU, mediante campañas de educación pública, ha transmitido el mensaje de que la mayoría de los migrantes indocumentados será deportado si no tienen casos legítimos para quedarse en este país.

Logros contra crimen organizado

Arreaga destacó el “coraje” del gobierno de Honduras para combatir el narcotráfico –en particular la extradición de capos de la droga-, pese a que el país sigue siendo una preocupante “ruta de tránsito”.

Creo que el gobierno de honduras ha tomado medidas de mucho coraje para luchar contra estos grupos (de narcotraficantes) y capturar y extraditar a aquellos que hemos solicitado a través de todos los medios legales”, señaló Arreaga.

Aparte de las “comisarías modelo” –una estrategia contra las pandillas-, EEUU también trabaja con el gobierno de Tegucigalpa para establecer un programa especial en San Pedro Sula para reducir los altos índices de homicidio en zonas de alto riesgo, según Arreaga, sin dar detalles sobre ese programa piloto.

Respecto a El Salvador, Arreaga dijo que Estados Unidos está apoyando las comisarías modelo pero también respalda la búsqueda de un “modelo especial” para identificar zonas de alto riesgo y desarrollar programas integrales.

Además, el trabajo conjunto con las organizaciones no gubernamentales, las instituciones policiales y grupos de la sociedad civil son clave para reducir de forma significativa las tasas de homicidios, observó.

Una ayuda en “veremos”

 El Congreso aún no ha sometido a voto la solicitud presupuestaria del presidente Barack Obama para el año fiscal 2016, que incluye mil millones de dólares para la prosperidad económica, la seguridad y el fortalecimiento de las instituciones en Centroamérica.

Del total, poco más de $400 millones estarían dirigidos a promover la creación de oportunidades económicas en la región, como una herramienta para reducir la emigración ilegal hacia Estados Unidos.

Para combatir la inseguridad ciudadana en la región, Arreaga consideró que no se trata solamente de “llevar bolsas de dinero a los países” sino más bien de “apoyar las medidas que los mismos países están tomando”.

“Sabemos que Centroamérica tiene problemas bastante difíciles… y estamos con todo el compromiso de llegar y ayudar a las sociedades de Centroamérica a abordar estos temas”, subrayó.