Mayoría de estadounidenses apoya legalización de indocumentados

Pero el 65% de los encuestados desaprueba el manejo de Obama en el campo migratorio

Washington.- Una abrumadora mayoría de los estadounidenses apoya la legalización de los inmigrantes indocumentados, aunque el presidente Barack Obama recibe malas calificaciones por el manejo de este problema, según una encuesta nacional difundida este jueves, que además contradice la retórica antiinmigrante en algunos círculos conservadores.

La encuesta, divulgada por el Centro de Investigación Pew cuando el tema de la inmigración adquiere nuevo protagonismo en la contienda electoral de 2016, señaló que el 72% de los estadounidenses apoya que los indocumentados puedan obtener la residencia permanente, siempre y cuando reúnan una serie de requisitos.

El respaldo es del 80% entre los demócratas y del 79% entre los independientes. Entre los republicanos, el apoyo es del 56%, un porcentaje sorprendente si se toma en cuenta la retórica antiinmigrante de la cúpula del movimiento ultraconservador “Tea Party”.

Un 42% del público en general cree que los indocumentados deben tener derecho a solicitar la ciudadanía y un 26% cree que solo deberían tener acceso a la residencia permanente.

Lea también: Empresas “manipulan” sistema de visas H-1B

En la actualidad, la ley permite que todo residente legal pueda solicitar la ciudadanía después de cinco años de residencia permanente. Entre los soldados en activo, la espera es de tres años.

Desaprueban de gestión de Obama

La encuesta trae malas noticias para el presidente Barack Obama, ya que el 65% desaprueba cómo ha manejado el problema de la inmigración ilegal en EEUU y solo el 37% le da el beneficio de la duda.

Lea también: Obama  defenderá legalidad de DAPA Y DACA

Ante la inacción del Congreso en torno a una reforma migratoria, Obama anunció en noviembre pasado una serie de alivios migratorios temporales para hasta cinco millones de indocumentados, pero éstos se encuentran frenados en los tribunales.

Como parte de sus medidas ejecutivas, Obama ha reordenado las prioridades para la deportación de indocumentados, haciendo énfasis en la expulsión de criminales. No obstante, en los últimos meses han aumentado las presiones para frenar la detención de madres y niños.

Lea también: El ‘dreamer’ Cesar Vargas ya puede ejercer como abogado

Por otra parte, el sondeo se hace eco del argumento que durante años ha hecho el movimiento proreforma respecto a la influencia positiva de los inmigrantes.

El 51% de los votantes cree que los inmigrantes contribuyen al fortalecimiento del país. a través de su trabajo y talentos –una baja de seis puntos porcentuales respecto al año pasado-, mientras que el 41% considera que estos inmigrantes son una carga pública porque quitan empleos y obtienen ayuda de vivienda y cuidado médico.

En general, solo un 27% de los encuestados se opuso a que los indocumentados tengan derecho a permanecer en EEUU.

 Fisuras republicanas

La encuesta, realizada por teléfono entre 2,002 adultos entre el 12 y 18 de mayo pasados, dejó constancia de las divisiones internas dentro del Partido Republicano sobre qué hacer con los cerca de 11.5 millones de indocumentados en este país. Esas fisuras son evidentes incluso entre la creciente lista de precandidatos presidenciales para 2016.

Lea también: O’Malley luchará por reforma migratoria como presidente

Así, apenas el 34% de los votantes republicanos cree que su partido está haciendo un buen manejo del problema de la inmigración ilegal, frente al 59% que opina lo contrario.

En cambio, entre los demócratas, que suelen tener más apoyo latino en parte por su apoyo a la reforma migratoria, solo el 34% está insatisfecho con la respuesta de su partido al problema, mientras que el 51% aprueba la gestión.

La encuesta tiene un margen de error de más o menos 2,5 puntos porcentuales.