Sacan más trapos sucios de Pete Rose

Reporte de ESPN indica que el rey del hit apostaba en juegos de béisbol cuando aún era jugador
Sacan más trapos sucios de Pete Rose
Pete Rose ha estado buscando el perdón del béisbol organizado por años, pero el más reciente reporte podría terminar de cerrarle las puertas. Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

La pelota del perdón que Pete Rose tanto ha buscado parece que se ha ido para la calle.

Esto porque un reporte del programa “Outside the Lines” de ESPN indica que el pelotero con más imparables en la historia de Grandes Ligas presuntamente apostó en partidos de béisbol cuando todavía era jugador, algo que él siempre ha negado.

Lo que él sí ha aceptado es haber hecho apuestas cuando era dirigente de los Rojos de Cincinnati en 1987, hecho que salió a la luz tras una investigación conducida por el entonces fiscal federal John Dowd y que condujo a que en 1989 Rose fuera suspendido de por vida de cualquier actividad relacionada con el béisbol.

Ahora “Outside the Lines” asegura haber conseguido evidencia que demuestra que las apuestas de Rose también ocurrieron mientras se encontraba conectando los últimos imparables de una carrera que le tenía casi asegurado un puesto en el Salón de la Fama.

El periodista T.J. Quinn le presentó esta nueva prueba, copias de hojas de un cuaderno confiscado al corredor de apuestas Michael Bertolini en una redada en 1989, poco después de que se expulsara a Rose de la pelota organizada.

Bertolini, que tenía fuertes lazos con la mafia de Nueva York, era quien tomaba las apuestas de Rose. Y aunque había declaraciones de que el pelotero apostaba en partidos entre 1984 y 1986, nunca se pudo encontrar evidencia escrita de estos actos.

Las autoridades han mantenido el cuaderno de Bertolini sellado bajo orden de la Corte y no lo han querido hacer público, de acuerdo a “Outside the Lines”. Sin embargo, asegura el reporte, la autenticidad de los documentos ha sido confirmada por dos personas que participaron en redada y por el mismo Dowd.

“Esto es. Esto cierra la puerta (a esta investigación)”, aseguró Dowd a “Outside the Lines”.

Esta evidencia no muestra que Rose haya apostado en contra de su equipo, pero sí presenta una imagen más amplia sobre cómo solía apostar. El béisbol era su deporte predilecto, pero también le ponía dinero al baloncesto universitario y al de la NBA.

En un declaración divulgada por su abogado, Rose declinó comentar sobre estos documentos, pero afirmó que busca sentarse con el comisionado Rob Manfred para que sea readmitido en la pelota.

“Desde que presentamos la solicitud este año, nos comprometimos con Grandes Ligas a no comentar sobre cuestiones específicas que tengan que ver con la readmisión. Y debo mantener mi palabra. Estoy deseoso de sentarme con el Señor Manfred para presentarle toda mi historia -lo bueno y lo malo- y mi viaje personal desde que me fui del béisbol. Esa reunión muy probablemente ocurrirá después del receso del Juego de Estrellas”, se lee en la declaración.

El camino al ‘Salón de la Vergüenza’

Sep. 11 1985

Jugando con los Rojos, Pete Rose batea su hit 4,192 para romper el récord de hits de Ty Cobb, uno de los récords sagrados del béisbol.

1986

Al terminar la temporada, Rose, entonces manager-jugador de Cincinnati, se retira a los 45 años de edad, y deja la marca de hits bateados en 4,256.

Febrero 21, 1989

Se reúne junto a sus abogados con el entonces comisionado Peter Ueberroth para discutir el tema de sus apuestas.

Mayo 9, 1989

El investigador John Dowd entrega su reporte de 225 páginas al comisionado Bart Giamatti. El reporte incluye testimonios de tres individuos que dicen que Rose apostó en juegos de béisbol cuando era manager de los Rojos.

Agosto 24, 1989

Rose acepta voluntariamente ser colocado en la lista de inelegibles del béisbol, sujeto a una suspensión de por vida. A cambio, MLB no hace conclusiones formales sobre el tema de las apuestas de Rose.

Julio 19, 1990

Rose es sentenciado a cinco meses de prisión en Illinois por evasión de impuestos.

1991

El Salón de la Fama del Béisbol vota unánimemente para mantener a Rose fuera de consideración para ingresar al recinto.

1997

Rose pide que sea readmitido por el béisbol organizado y elegible para el Salón de la Fama.

Septiembre 11, 2010

En un evento en el estadio de los Rojos por el 25 aniversario de que rompió el récord de hits y con lágrimas, Rose finalmente se disculpa: “Le falté al respeto al juego del béisbol”, dice.

Marzo 10, 2015

El comisionado Rob Manfred dice que decidirá sobre la posible readmisión.