Así era William Levy de niño en Cuba

El intérprete abandonó la isla siendo todavía un adolescente; ahora unos vecinos cuentan detalles de la infancia del actor
Así era William Levy de niño en Cuba
William aseguró que en ningún momento quiso ofender a nadie.
Foto: Bang Showbiz

En el barrio de Cojimar, en La Habana, todavía recuerdan la época en la que William Levy no era un famoso galán de telenovelas camino de convertirse en toda una estrella en Estados Unidos. Para muchos de sus vecinos, el actor sigue siendo el mismo joven respetuoso y callado que se ganó la admiración de sus conocidos al trabajar muy duro para conseguir llevarse a todos y cada uno de sus familiares a Miami.

Era un chico inquieto pero siempre muy respetuoso, un muchacho de muy buena educación. Y siempre con una chispa de primera. Muy corredor, muy hábil y muy audaz. La suya es una familia muy unida, se ayudan los unos a los otros. Por eso han tenido éxito todos ellos”, explicó una de las antiguas vecinas del intérprete al programa ‘Suelta la Sopa’ de la cadena Telemundo.

A pesar de que la vida de William se desarrolla desde hace años en Miami, donde residen su expareja Elizabeth Gutiérrez y sus hijos Christopher y Kayla, él nunca ha desperdiciado la oportunidad de volver a su isla natal cuando ha tenido ocasión.

“La primera vez que regresó aquí fue un fin de año. Estábamos bebiendo todos juntos y él llegó con su novia Elizabeth y se pusieron a beber con nosotros. La segunda vez que vino, su carrera ya había despegado y las calles estaban repletas de gente”, aseguró uno de los muchos jóvenes que recuerdan ver a William jugando al fútbol en la playa.

Uno de los momentos más emotivos para William -que abandonó Cuba siendo un adolescente- tuvo lugar hace cuatro años, cuando consiguió que su abuela ‘Chicha’ pudiera trasladarse a vivir a Miami, un momento que quiso celebrar invitándola a que le acompañara a una entrega de premios para que viera a su nieto convertido en toda una estrella.

La abuela los crió a todos desde pequeños, para ellos es como su madre. Y ahora, ¡mírala! Paseando por la alfombra roja. Quién iba a imaginarse que ese niño que jugaba aquí descalzo a la pelota iba a volverse famoso”, reveló al mismo programa la señora Gabina, amiga de la abuela de William.