El brazo intratable de Zack Greinke

El pitcher de los Dodgers tiene el mejor promedio de carreras limpias desde 1968 y abrirá el Juego de Estrellas con más de 35 innings sin permitir carrera
Sigue a La Opinión en Facebook
El brazo intratable de Zack Greinke
Zack Greinke abrirá el Juego de Estrellas con una impresionante racha de efectividad / Getty Images
Foto: Getty Images

Zack Greinke ha dejado en claro que el trastorno de ansiedad social que le fue diagnosticado desde 2006 nunca le ha molestado a la hora de lanzar.

Pero cuando empezaba en las Ligas Mayores, el actual pitcher de los Dodgers de Los Ángeles llegó a considerar dejar el béisbol. Toda la rutina que rodea al juego de pelota no le hacía feliz.

Felizmente, Greinke nunca se alejó. Fue construyendo una carrera que incluyó un trofeo Cy Young cuando jugaba para los Reales de Kansas City. Y ahora, en 2015, está en camino a hacer historia.

Kreinke, de 31 años de edad, iniciará en la lomita este martes en el 86 Juego de Estrellas de las Grandes Ligas, tras recibir el honor de parte del manager de la Liga Nacional.

LEE: Guerra de estrellas y novatos en Cincinnati

“Tenía algunos grandes abridores que eran candidatos, pero estos números que (Greinke) está teniendo son en verdad, en serio, increíbles”, dijo Bruce Bochy, piloto del Viejo Circuito y de los Gigantes de San Francisco, el lunes en Cincinnati.

Greinke llega al Clásico de media temporada con una racha de 35 2/3 innings consecutivos sin permitir anotación, acercándose al récord de 59 logrado por Orel Hershiser, otro Dodgers, en 1988. Desde un jonrón de Justin Upton en el octavo inning del juego del 13 de junio en San Diego, ha estado intratable, esto es, cinco salidas en fila sin anotación recibida. Y ha sacado out a 36 se sus anteriores 37 enemigos.

Y gracias a esa racha es que su promedio de carreras limpias es, luego de media temporada, material de libro de récords: 1.39, es decir, un promedio de 1.3 carreras limpias permitidas por cada nueve innings lanzados.

“Estoy haciendo buenos lanzamientos”, dijo Greinke, quien cuando habla da la impresión de que no se toma las cosas en serio. “En los últimos dos inicios he tenido suerte. (Giancarlo) Stanton se lastimó antes de que me enfrentara con Miami. En Filadelfia, (Chase) Utley no estuvo presente”.

Para dimensionar esa labor, apoyada en 14 inicios en los que el derecho de los Dodgers ha recibido una carrera limpia o menos, cabe indicar que ningún otro lanzador con al menos 100 innings pitcheados ha tenido un promedio de carreras limpias inferior al suyo desde hace 37 años.

Bob Gibson, aquel portentoso abridor de los Cardenales de San Luis, terminó la  campaña de 1968 con promedio de 1.12. Esos eran los años del montículo más elevado que le daba a los serpentineros ventaja sobre los bateadores; los tiempos de la Era Dorada del pitcheo.

Además de su asombrosa efectividad, Greinke tiene 106 ponches a cambio de 20 bases por bolas en 123 1/3 innings. La oposición le batea para un miserable .191 y su promedio WHIP, que es el promedio de hits recibidos y bases por bolas otorgadas entre los innings lanzados, es de 0.84, departamento en el que el as Dodgers es segundo detrás de Max Scherzer, de los Nacionales (0.78).

En el béisbol se dice que cuando un pitcher tiene promedio de carreras limpias inferior a 3.00, es una labor estelar; debajo de 2.00 es fenomenal. Lo de Greinke en 2015 es monstruoso y, por ahora, histórico.

La racha inmaculada

Julio 9 vs. FIL, 8 IP, 1 H, 0 C

Julio 4 vs. NYM, 7 IP, 4 H, 0 C

Junio 28 vs. MIA, 7.2 IP, 4 H, 0 C

Junio 23 vs. CHIC, 6 IP, 3 H, 0 C

Junio 18 vs. TEX, 7 IP, 4 H, 0 C

Para ver

86 Juego de Estrellas

Liga Americana vs. Liga Nacional

7 pm ET

TV: FOX