Predio por donde se fugó de El Chapo fue vendido dos meses después de su arresto

Predio por donde se fugó de El Chapo fue vendido dos meses después de su arresto
Foto: Getty Images

Calixto Estrada Carrillo, el presunto dueño del terreno por el que Joaquín El Chapo Guzmán se fugó el pasado sábado, vendió su propiedad en 1.5 millones de pesos (alrededor de $94,000). El acuerdo de compra-venta se concretó tres meses después de la detención del capo, en febrero de 2014.
De acuerdo con declaraciones del propio Estrada Carrillo durante un interrogatorio con las autoridades mexicanas, el predio fue adquirido por el agricultor y sus hermanos, pero en el mes de abril o mayo de 2014 “se acercó por medio de un vecino una persona interesada en comprar el terreno de nombre Juan, quien a su vez me dijo que compraba a nombre de Francisco Ramírez León”.
Estrada, quien se dedica a la agricultura, dijo que aceptó la oferta por la oportunidad de recibir una ganancia superior y señaló que el pago se realizó al contado.
Según detalla el diario Reforma citando a fuentes federales, en sus primeras entrevistas tras ser capturado en Mazatlán, el 22 de febrero de 2014, Guzmán Loera mostró un especial interés en saber dos cosas: cómo se encontraba su familia y el penal al que iba a ser internado.
La noche del domingo pasado, Calixto Estrada Castillo y su hermano Cecilio, así como un vecino de nombre Felipe, fueron buscados en sus domicilios del pueblo de Santa Juanita por la Policía del Estado de México.
Calixto no estaba en su casa, pero los otros dos sí, y fueron retenidos e interrogados por la Procuraduría Estatal, para luego ser remitidos a las oficinas de la SEIDO, donde el martes quedaron en libertad.
El privilegio de la celda 20

Pese a que por rutina los reos de alto perfil son cambiados periódicamente de celda y en algunas ocasiones cambiados de penal, el Chapo siempre estuvo en la celda 20, en el área de Tratamientos Especiales del Penal Federal del Altiplano.
Quien decidió asignarlo y dejarlo todo el tiempo en la misma celda fue el Consejo Técnico Interdisciplinario del penal, un órgano colegiado que hacía recomendaciones al director Valentín Cárdenas para administrar la prisión, según publicó este sábado el diario mexicano Reforma.
El rotativo detalla que diversos capos de alta peligrosidad como Alfredo Beltrán Leyva alias El Mochomo o, en el pasado, Osiel Cárdenas Guillén y Benjamín Arellano Félix, eran cambiados de celda dentro de sus penales cada mes o dos meses.
Asimismo, el jueves por la noche se informó que la Procuraduría General de la República (PGR) dictó formal prisión a siete empleados del penal del Altiplano pero el director Valentín Cárdenas Lerma quedó en libertad.
Los nombres de los servidores públicos encarcelados son Vicente Flores Hernández, José Daniel Aureoles Tabares, Emmanuel Galicia Conchillos, Carlos Sánchez García, Alberto Aguilar Morales, Juan Cuarenta Orozco y Esteban Estrada Ramírez.
El lunes, la PGR dio a conocer que habían sido puestos a disposición de la subprocuraduría 30 servidores públicos para declarar en torno a la fuga del capo. Durante la semana, varios quedaron en libertad.
El ilícito imputado es de gravedad, razón por la que los siete consignados no alcanzarán el beneficio de la libertad provisional bajo caución, en caso de que el juez decida sujetarlos a un proceso penal.