Pago de horas extras beneficiaría a más de dos millones de latinos

Dos millones de latinos recibirián pago de horas extras si cambia la base salarial
Pago de horas extras beneficiaría a más de dos millones de latinos
A lo largo del país se han realizado protestas en lucha por el aumento del salario mínimo.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Más de dos millones de trabajadores hispanos se beneficiarían con el pago de horas extras si se eleva el límite salarial actual para tal fin, señaló hoy uno de los líderes de la campaña que apoya el cambio laboral.

La reforma en el pago de las horas extras propuesta por el gobierno del presidente Barack Obama “beneficiaría a 2,1 millones de trabajadores latinos”, explicó hoy a Efe Ryan Erickson, director asociado de Campañas Económicas el Centro para el Progreso Estadounidense.

Organizaciones como el Consejo Nacional de La Raza (NCLR), el Centro para el Progreso Estadounidense y el Consejo Laboral para el Avance Latinoamericano (LCLAA) apoyan la medida.

Erickson destacó que el nuevo umbral salarial propuesto de 50.440 dólares al año, favorecería a más del 34 % de todos los trabajadores latinos que actualmente no tienen derecho a recibir pago por el tiempo adicional trabajado.

Subir el límite para recibir el pago de horas extras

El límite actual por encima del cual un empleado no puede recibir horas extras es de 23.660 dólares al año, lo que deja por fuera de esa posibilidad a cerca de 13,5 millones de trabajadores del país.

“Esto realmente ayudaría a una gran cantidad de trabajadores latinos especialmente de clase media”, anotó Erickson.

No obstante, algunos analistas consideran que la medida no tendría un aumento real de ingresos en muchos de los trabajadores cobijados por el nuevo techo salarial.

“Los economistas han encontrado que los empleados y los empleadores se preocupan sobre todo de su paquete global de empleo: total de horas trabajadas y la remuneración total ofrecida por esas horas”, señaló en un análisis James Sherk, quien formó parte del instituto de investigación The Heritage Foundation.

Según Sherk, si el gobierno exige el pago de horas extras, los empleadores reducirán la base salarial, “y el pago que los trabajadores se llevarán a su casa cada semana cambiará muy poco”.

Piden apoyo

No obstante, quienes defienden la propuesta invitan a que los posibles beneficiados manifiesten su apoyo a la medida ante el Departamento del Trabajo.

“Por desgracia, las grandes empresas se oponen firmemente a este cambio y están inundando el Departamento de Trabajo con los mitos falsos de cómo esto podría afectar a la economía”, advirtió Héctor Sánchez, director ejecutivo de LCLAA.

Como parte de una campaña intensiva dirigida la comunidad hispana esta semana, las organizaciones realizarán el jueves una tormenta de mensajes en Twitter con el hashtag “#fixovertime“.

NOTICIAS SOBRE SALARIO MÍNIMO