Solicitud de papeles para entrar a México sorprende a extranjeros en frontera

Solicitud de papeles para entrar a México sorprende a extranjeros en frontera
Foto: EFE

Confusión e inconformismo generó este fin de semana la recién implementada medida de solicitar pasaporte a ciudadanos extranjeros que ingresen a México por el cruce peatonal de San Ysidro, de San Diego a Tijuana.
La iniciativa tomó por sorpresa a turistas estadounidenses, acostumbrados a ingresar a México sin necesidad de presentar documentos.
“Esto es ridículo, no tengo porqué ir a comprar un pasaporte de cien dólares para visitar Tijuana”, comentó hoy a Efe la estadounidense Marie, quien se reservó el apellido.
Esta residente de San Diego aseguró que ahora “la pensará dos veces” antes de visitar el sur de la frontera.
La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) en Tijuana estima que diariamente alrededor de 25.000 peatones cruzan la frontera entre México y Estados Unidos a través del cruce peatonal de San Ysidro, ya sea por cuestiones laborales, educativas, comerciales o de entretenimiento.
Mario López, director de la consultora The Border Group, lamentó que estas iniciativas perjudiquen la fluidez en el tránsito fronterizo.
“Cerca del 95 % de las personas que vamos y venimos somos la misma gente, entonces es un mínimo la cantidad de extranjeros que vienen (a México) por cuestiones turísticas y se está armando todo un sistema carísimo para una población muy pequeña”, expresó.
López mencionó que hubiera ayudado que se realizara una campaña informativa antes de que se implementara esta medida, el miércoles pasado, para que los viajeros conocieran los requisitos y ventajas.
Precisó que muchos estadounidenses todavía no cuentan con pasaporte de viajeros pese a que es requisito para reingresar al país.
El Gobierno mexicano inauguró la semana pasada las nuevas instalaciones del cruce peatonal de San Ysidro, en donde se incluyó por primera vez una fila para que quienes no sean ciudadanos mexicanos muestren su pasaporte y llenen un formulario de registro.
En caso de permanecer en México por más de siete días, los extranjeros deberán pagar unos veinte dólares por un permiso de seis meses.
Rodulfo Figueroa Pacheco, delegado del Instituto Nacional de Migración (INM) en México, señaló a la prensa, que la medida busca mayor seguridad al tener un control y registro de quienes ingresan al país.
Por su parte, otro transeúnte, Bill Vázquez, consideró que México está en su derecho de solicitar pasaporte tal y como ciudadanos extranjeros lo hacen al ingresar a Estados Unidos.
“Yo no sabía que ya iban a pedir papeles, pero entiendo sus motivos, solo espero que al rato las filas no se hagan largas”, comentó.