Periodistas asesinados en Virginia recibieron tiro en la cabeza

La mujer que sobrevivió al tiroteo en Virginia sale de coma inducido y dice no haber visto al hombre que disparó

El doble asesinato de reporteros en Virginia suma razones al movimiento para el control de armas en EEUU.
El doble asesinato de reporteros en Virginia suma razones al movimiento para el control de armas en EEUU.
Foto: EFE / EFE

La reportera de televisión y el camarógrafo cuyos asesinatos en la televisión en vivo han renovado un debate nacional sobre la violencia armada, sufrieron ambos heridas de bala en la cabeza, según informó la Oficina Estatal del Médico Forense, en Virginia.

Alison Parker, de 24 años, murió de “heridas de bala de la cabeza y el pecho”, y el camarógrafo, Adam Ward, de 27 años, de “heridas de bala de la cabeza y el torso”, dijo el médico forense.

Parker y Ward fueron asesinados por un excolega descontento mientras realizaba una entrevista en el aire sobre el turismo en Roanoke, Virginia, donde su estación, WDBJ, tiene la base.

Lea también: Editorial: Mas difícil que personas buenas y malas

Vicky Gardner, directora ejecutiva de Smith Mountain Lake Regional Chamber of Commerce, quien era entrevistada y sobrevivió al tiroteo, ha vuelto de un coma inducido y ha comenzado a dar detalles del incidente.

Aunque el supuesto asesino, identificado como Vester Lee Flanagan,  estaba frente a ella apuntando con el arma, no pudo verle porque las luces de la cámara con la que la estaban filmando la tenían encandilada, contó Vicky Gardner, directora ejecutiva de Smith Mountain Lake Regional Chamber of Commerce, a su esposo Tim Gardner, en el cuarto de hospital donde se encuentra.

Tim Gardner dio los detalles durante una entrevista con ABC News el viernes. El hombre dijo que su esposa pudo caminar hasta la ambulancia aún cuando tenía un balazo en la espalda. La mujer ha sido sometida a dos cirugías y apenas el jueves se enteró de la magnitud de la tragedia.

Flanagan, quien una vez trabajó para WDBJ,la misma estación de televisión donde trabajaban las víctimas, primero disparó a la reportera Alison Parker, de 24 años, y luego se enfocó en el camarógrafo Adam Ward, de 27.

“Luego disparó tres tiros a mi esposa, ella trató de esquivarlos”, dijo Tim Gardner. “Falló dos veces, luego ella se tiró al piso y encogió el cuerpo, fue cuando le disparó en la espalda”, narró el hombre a ABC News.

A Vicki Gardner se le tuvo que remover un riñón y parte del colon, pero el pronóstico de su recuperación es positivo.

NOTICIAS SOBRE CONTROL DE ARMAS