Arzobispo de Los Ángeles “preocupado” por ley de muerte asistida (VIDEO)

El gobernador Jerry Brown tiene desde hoy y hasta el 11 de octubre para decidir si veta o aprueba la ley

Arzobispo de Los Ángeles “preocupado” por ley de muerte asistida (VIDEO)
José Gómez, arzobispo de Los Ángeles
Foto: Getty Images

El arzobispo de Los Ángeles, José Gómez, manifestó su “profunda preocupación” por la ley de suicidio asistido ABX2 15 aprobada ayer en el Senado de California y que ahora espera su ratificación o veto por parte del gobernador, el demócrata Jerry Brown.
El arzobispo Gómez aseguró que el gobierno no puede establecer políticas “en un tema de vida o muerte que afectará a millones de personas y familias”, y por ello solicitó su veto.
“Estoy profundamente preocupado por la decisión de la legislatura de California para permitir a los médicos que ayuden a que sus pacientes se suiciden”, señaló el arzobispo por medio de un comunicado emitido anoche.
Gómez, líder de la diócesis católica más grande del país (asciende a cerca de medio millón de fieles), destacó que esta medida pone en desventaja a los más pobres y menos favorecidos. “No nos equivoquemos, serán estas poblaciones más vulnerables las que van a sufrir por esta legislación”, advirtió.
El gobernador Jerry Brown tiene desde hoy y hasta el 11 de octubre para decidir si veta o aprueba la ley.
Según a portavoces de su oficina, Brown ha manifestado su reticencia por el proceso utilizado para la aprobación de la ley, y consideró que una norma de este tipo merece ser debatida en el curso normal de la legislatura, que es más apropiado que una sesión especial, una postura con la que se muestra de acuerdo el arzobispo.
“Esta legislación -y el proceso por el cual se aprobó- no son dignos de nuestro gran estado, que sigue haciendo mucho para promover la dignidad humana y la igualdad de acceso a la salud”, dijo Gómez.
Una ley similar, la SB 128, presentada en la legislación ordinaria por los senadores demócratas Bill Monning y Lois Wolk, y la asambleísta demócrata Susan Talamantes Eggman, no encontró el apoyo suficiente para ser aprobada en el Comité de Salud de la Asamblea, por lo que se encontraba suspendida en su proceso.
No obstante, los legisladores aprovecharon las sesiones especiales que comenzaron el pasado 1 de septiembre para presentar la ABX2 15, por medio de una vía que evitó que la ley fuera estudiada en el comité que inicialmente la rechazó.


El movimiento a favor de la muerte asistida, que autoriza al personal sanitario a proporcionar a enfermos terminales una medicación que ayude a poner fin a sus vidas, cobró un nuevo impulso tras el caso de Brittany Maynard en noviembre de 2014.
Maynard, una joven enfermera californiana de 29 años que sufría un tipo de cáncer cerebral, se mudó a Oregón para poner fin a su vida, dado que en ese estado la legislación lo permite desde 1997.