El empresariado hispano pisa el acelerador

En los últimos ocho años la facturación de este grupo ha aumentado un 88%
El empresariado hispano pisa el acelerador
Dos generaciones de la familia López, panaderos y empresarios mexicanos en Sunset Park en Nueva York./Gerardo Romo
Foto: Gerardo Romo

El empresariado de EEUU es cada vez más diverso y los hispanos son un grupo que muestra un especial dinamismo. Desde 2012 hasta ahora han registrado una tasa de crecimiento que es 15 veces más elevada que la nacional, según ha verificado la consultora Geoscape en un estudio para la US Hispanic Chamber of Commerce.

Según el informe los negocios hispanos han crecido a un ritmo anual del 7.5% en este periodo frente al 0.5% registrado por todas las firmas del país. Según las previsiones de esta firma este año habrá 4.07 millones de negocios en propiedad de esta comunidad. Es un 57% más que en 2012, cuando los efectos de la crisis eran aún muy persistentes, pero además casi se duplica la cantidad de empresas hispanas que había en 2007, el año que empezó la Gran Recesión.

Los pequeños negocios en el sector servicios y comercio han sido los que más crecimiento han registrado.

De acuerdo con Geoscape la facturación de los negocios de esta comunidad sumaran $661,000 millones, un 88% más que cuando comenzó la crisis. El informe apunta a que buena parte del avance se debe al espíritu empresarial de los hispanos en un momento en el que los baby boomers (que mayoritariamente son blancos no latinos) se están jubilando y minorías más jóvenes están tomando su lugar.

César Melgoza, fundador y presidente de Geoscape explica que “mientras la población blanca no hispana envejece, se retira y depende de seguros sociales y pensiones, los empresarios hispanos empiezan a llevar el peso del futuro de la economía”.

Curiosamente donde más está creciendo este empresariado en los últimos años es en las zonas donde menos hispanos hay, es decir, en los estados del centro del país. “Es un aumento que puede atribuirse a la migración de esta población en busca de trabajos, condiciones laborales y socioeconómicas como base de clientes, composición industrial y menores costes de vida”, se explica en el informe

Culturalmente, no obstante, el empresariado hispano no es monolítico y varía dependiendo de su arraigo a la cultura local de EEUU. Geoscape califica a los distintos empresarios dependiendo de su nivel de hispanicidad y ha descubierto que los hispanos que más se animan a poner negocios son los americanizados, es decir aquellos cuya lengua principal es el inglés son nacidos en el país y son ya tercera generación. Son personas que no practican mucho su herencia cultural. Sus negocios (uniendo empresas y autoempleo) suponen el 37% del total hispano mientras que los bicuturales, que llegaron como niños o adolescentes a EE UU han creado un 17% de ellos.

En el caso de los que tienen una hispanicidad latinoamericana, es decir, que apenas hablan inglés, controlan el 8% de las empresas.