Demandan a gobierno de EEUU por retraso en tarjetas verdes por trabajo

La llamada "modernización" del sistema de inmigración legal anunciada por Obama en noviembre pasado, no había comentado a implementarse cuando se echaron para atrás.
Sigue a La Opinión en Facebook
Demandan a gobierno de EEUU por retraso en tarjetas verdes por trabajo
Muchos extranjeros que esperan su residencia por trabajo se verían afectados por un retraso imprevisto.
Foto: Getty

Inmigrantes que por años han esperado la oportunidad de solicitar su tarjeta verde (green card) por alguna de las categorías de trabajo (EB-2 y EB-3) tenían la esperanza de que un reciente cambio o “modernización” del sistema, les permitiera presentar antes sus documentos, pero quedaron desilusionados luego que el gobierno cambió de opinión.

La pasada semana, el Departamento de Estado revisó su Boletín de visas emitido a principios de septiembre, revirtiendo cambios que hubieran permitido acelerar las visas para muchos empleados que están en el país con visas para profesionales y otras ocupaciones. Los beneficiados eran principalmente personas de China, India y Filipinas. Los cambios habían sido instituidos a raíz de las medidas administrativas anunciadas por el presidente Barack Obama el pasado mes de Noviembre.

A raíz del cambio, que el gobierno no ha explicado, más de mil personas que se preparaban para presentar sus solicitudes de “ajuste de estatus” ahora tendrán que seguir esperando, quizá por algunos años más, dijo el abogado Greg Siskind, uno de los que este lunes presentó una demanda contra el gobierno en nombre de estos inmigrantes.

“El 9 de septiembre publicaron un boletín de visas anunciando una cosa y luego cambiaron y anunciaron otra. Entretanto, mucha gente gastó dinero en exámenes médicos, cancelaron viajes y otras actividades y estaban preparados para iniciar un proceso que les iba a permitir tener un estatus legal más estable mientras sus tarjetas verdes estaban siendo procesadas”, dijo Siskind.

Gracias a la magia de los medios sociales, en cuestión de horas Siskind y otros abogados en diversos puntos del país recabaron “más de 1,500 historias de personas que iban a ser afectadas negativamente por el cambio”.

La demanda alega que los inmigrantes incurrieron en gastos y pusieron su vida en compás de espera ante la promesa de que el gobierno empezaría a procesar sus casos años antes de su “fecha de prioridad”. La ventaja de esto es que mientras el proceso se lleva a cabo, estos trabajadores especializados pueden tener un estatus más libre que ahora, cuando sus visas solo les permiten trabajar para un empleador, deben pedir permiso para viajar, etc.

El Presidente Obama había anunciado el pasado noviembre que esta medida sería parte de la modernización del sistema de inmigración legal. Un problema del actual sistema es que los procesos se tardan tanto y hay líneas de espera tan largas para las personas de algunos países, como China, India y Filipinas, que mientras muchos esperan por años el ajuste, las visas anuales se quedan sin usar y no pueden acumularse para el siguiente año, dijo el abogado.

“Es un verdadero desperdicio”, dijo.

Portavoces de USCIS dijeron que no podían comentar sobre “litigación pendiente”.

MÁS NOTICIAS DE INMIGRACIÓN