Autos diésel contaminan 4 veces más de lo que dicen

Una prueba realizada por la BBC demostró las inconsistencias de dos modelos
Autos diésel contaminan 4 veces más de lo que dicen
Las condiciones de laboratorio son muy distintas a las de la calle.
Foto: BBC

Cuando uno compra un auto, los vehículos -al menos en Estados Unidos, Europa, Japón y en algunos países de América Latina- han pasado primero por una serie de revisiones para garantizar que los gases contaminantes que emiten no excedan los límites establecidos por las autoridades.

Estas pruebas se llevan a cabo en laboratorio. ¿Pero cuán realistas son los resultados si los comparamos con los gases que genera un carro en la carretera?

El mes pasado se descubrió que Volkswagen había instalado un software en algunos de sus autos para que sus motores diésel pareciesen más limpios cuando se los sometía a un examen en un laboratorio de prueba. Esto quiere decir que los vehículos emiten entre 10 y 40 veces más contaminantes en condiciones reales que cuando se los puso a prueba.

Sin embargo, varias organizaciones especializadas han señalado que muchos autos, incluso sin un software diseñado para engañar, darían resultados muy diferentes en la calle que en el laboratorio.

Prueba

La BBC le pidió a la empresa independiente Emissions Analytics que pusiera a prueba un par de modelos de vehículos diésel.

Uno de los autos elegidos fue un Volkswagen de un motor dos litros -porque es el auto en el corazón del escándalo- y un Ford Focus de un motor de 1.5 litros (por su inmensa popularidad), pero esto no quiere decir que estos autos estén haciendo trampa.

Autos

La prueba recrea la forma en que la gente realmente conduce en la ciudad. Es decir, a baja velocidad y con mucho tráfico, y en algunos momentos a mayor velocidad. El test midió el óxido de nitrógeno -llamado generalmente NOx- que es uno de los contaminantes clave de los motores diésel. También evaluó la eficiencia en el consumo de combustible.

Lee también: Directivo de Volkswagen dice que empleados actuaron “criminalmente”

En Europa, los motores deben cumplir con las regulaciones sobre emisiones basadas en el momento en que los autos fueron fabricados.

El VW Passat que se probó era un modelo un poco más viejo, por esto tenía que cumplir requisitos menos estrictos (Euro 5). El Ford Focus era más nuevo, por eso debía cumplir con estándares Euro 6.

Resultados

En las pruebas comisionadas por la BBC, el VW emitió 0.664g de NOx por kilómetro, que es un poco menos de cuatro veces el límite de 0.18g establecido por la normativa Euro 5.

Cuando se lo condujo en la ciudad, hizo 17.73 km por litro de combustible, lo cual no está muy lejos de la cifra publicada sobre eficiencia en el consumo en la ciudad, que es de 19.05 km por litro.

El Ford emitió 0.422g de NOx por km, lo cual es más de cinco veces la cantidad límite (0.08g) bajo las reglas de Euro 6. En la ciudad logró 19.98 km por litro, muy por debajo de la eficiencia en consumo de combustible publicada de 27.93 km por litro.

Origen de las diferencias

El experimento mostró que los carros puestos a prueba por la BBC emiten cuatro o cinco veces más que el límite permitido. Los autos equipados con el llamado software del engaño en EEUU superaban estos límites 40 veces. Pero, nuestros resultados estaban en línea con las predicciones de la empresa que los puso a prueba.

“En promedio, los autos contaminan cuatro veces más de lo que se espera”, explica Jane Thomas, de Emissions Analytics.

Auto

“Los autos más viejos son peores, los nuevos motores diésel son mejores. Hemos encontrado cuatro de 60, hasta el momento, que cumplen con las cifras oficiales”. ¿Por qué hay tanta diferencia?

Cuando estás manejando en la calle, tienes que subir y bajar colinas, tienes que doblar en esquinas, acelerar duro… todas esas cosas queman combustible”, explica Paul Wilkinson, del laboratorio de pruebas de vehículos CSA.

En cambio, “cuando estás en el laboratorio, estás conduciendo sobre una carretera perfectamente plana, lisa. No necesitas aire acondicionado, ni luces, ni limpiaparabrisas, ni nada por el estilo. No hay colinas y tienes que acelerar lentamente porque eso es lo que dicen las reglas”, agrega.

La Unión Europea tiene previsto introducir pruebas en la calle más realistas en los próximos años, pero por ahora, los fabricantes de autos sólo deben cumplir con los requisitos de laboratorio.

Lea: ¿Cuál es el problema con los autos diésel?

VW no se pronunció sobre los resultados de la BBC, mientras que Ford señaló que sus pruebas de emisiones “están completamente en línea con las regulaciones”. Por otra parte, Ford enfatizó que su modelo Focus, al igual que sus otros vehículos, “no tienen el llamado dispositivo para engañar”.