¿Cuáles de estos Dodgers no volverán a vestir esa casaca?

Con una directiva que trabaja en remodelar el club e imponerle una nueva visión, es posible que muchos de los integrantes salgan
¿Cuáles de estos Dodgers no volverán a vestir esa casaca?
Don Mattingly vivió otro octubre amargo y ahora espera conocer si el equipo quiere que siga como piloto.
Foto: Getty Images

Las cosas no pueden seguir igual. No para un equipo que por tercer año consecutivo se ha quedado corto del objetivo de llegar a la Serie Mundial.

No para un equipo que tuvo una nómina de más de 300 millones de dólares (muchos de ellos en salarios de peloteros que ya habían sido cambiados de club).

Entérate: Mets quieren al mejor deGrom en Chicago

No para una franquicia que tiene 27 años sin llegar al Clásico de Octubre.

Las cosas no pueden seguir igual para los Dodgers.

Después de haber sido eliminado por los Mets de Nueva York, el equipo de Los Ángeles entró en un período de crisis que debe llevarlo a cambiar muchas cosas.

El partido en el que quedaron eliminados de los playoffs pudo haber sido el último para muchos integrantes de los Dodgers. Aquí, una lista de los que difícilmente sobrevivirán la purga que se avecina.

 

Don Mattingly: misión sin éxito

Contrato: vigente hasta 2016

Salario para 2016: $1.4 millones

Mattingly completó su quinta temporada como manager, pero su primera bajo el mando de Andrew Friedman como presidente de operaciones del club. Tras fallar “Donnie Baseball” en dar el salto de calidad, es posible que Friedman quiera traer al piloto de su elección para comenzar una nueva era de la franquicia angelina.

 

Zack Greinke: quiere dinero

Contrato: agente libre

Fue uno de los dos monstruos del cuerpo de abridores de los Dodgers justo en el año previo a convertirse en agente libre. Es difícil que Los Ángeles ofrezca los $25 millones que Greinke presuntamente quiere. Parece que los seguidores del equipo vieron el último partido del lanzador derecho con la franela de los Dodgers, y fue una derrota.

VIDEO: Daniel Murphy y los Mets queman a los Cachorros

 

Yasiel Puig: sin desarrollo

Contrato: vigente hasta 2018

Salario para 2016: $7.2 millones

El cubano de 24 años de edad no solamente sufrió lesiones que lo hicieron bajar sus bonos dentro de la organización, sino que la relación con sus compañeros de quipo se desgastó. La directiva de los Dodgers podría tratar de cambiarlo para obtener un pelotero más productivo en el terreno de juego y una mejor influencia dentro del vestidor.

 

Andre Ethier: sin armonía

Contrato: vigente hasta 2018

Salario para 2016: $16 millones

A sus 33 años de edad es un veterano que normalmente juega bien, pero que tiene un carácter explosivo que lo ha llevado a tener fuertes discusiones, como la del jueves con su propio manejador a la vista de todos. Su personalidad no va de acuerdo con la unidad que los Dodgers requieren para construir una mejor química al interior del club.

 

Chase Utley: lujo innecesario

Contrato: Vigente hasta 2018

Salario para 2016: Indefinido

Llegó como una póliza de seguro para cubrir el cojín de la intermedia mientras Howard Kendrick se recuperaba de una lesión. Con los Dodgers apenas bateó para un promedio de .202 y nueve carreras producidas en 124 turnos al bat. A sus 36 años de edad, está más cerca del retiro que de revivir su mejor época. Si el equipo no lo cambia ni le rescinde su contrato vigente, Utley recibirá $15 millones si rebasa 500 apariciones en el plato.

VIDEO: A-Rod es muy buen pelotero como mariscal de campo

 

Carl Crawford: sin producción

Contrato: vigente hasta 2017
Salario para 2016: $21.6 millones

Apenas y participó en 69 partidos para obtener un promedio de bateo de .285 con 16 carreras producidas. Esos números son muy pobres para un pelotero que tiene sueldo de súper estrella. Crawford, de 34 años, estará en pláticas de cualquier intercambio que los Dodgers quieran y puedan hacer durante el receso de temporada.

TE RECOMENDAMOS

Javier Alarcón deja Televisa Deportes

VIDEO: ¿La peor jugada de la historia de la NFL?

Pistorius sale de prisión y quedará bajo arresto domiciliario