Cae supuesto proveedor de armas a pandilleros

Detectives del LAPD creen que 39 armas de fuego y miles de cartuchos decomisados iban a ser vendidos a pandilleros del Valle de San Fernando
Cae supuesto proveedor de armas a pandilleros
Foto: Jorge Morales Almada / La Opinión

La investigación del robo a una armería condujo a los detectives de la Policía de Los Ángeles (LAPD) a la captura de dos personas vinculadas a la venta de armas de fuego a pandilleros del Valle de San Fernando.

Los arrestos se ejecutaron la noche del martes 27 de octubre en dos domicilios de Northridge, donde se decomisaron 39 armas de fuego y miles de balas.

Kirk Albanese, jefe de detectives del LAPD, dijo que recientemente se registró el robo a una tienda de armas de donde se llevaron cinco rifles de asalto.

Tras seguirle la pista a un sospechoso, mencionó Albanese, se logró obtener una orden de cateo para una bodega, donde encontraron los rifles robados y otras armas también con reporte de robo, así como múltiples cajas de balas de diferentes calibres.

Las 39 armas (27 rifles y 12 pistolas) estaban almacenadas en una bodega y en la casa de uno de los detenidos, en la cuadra 17000 de Sammy Lane y en la cuadra 9900 de Balboa Boulevard.

Decenas de rifles y miles de balas fueron decomisadas por las autoridades. /JORGE MORALES ALMADA
Decenas de rifles y miles de balas fueron decomisadas por las autoridades. /Jorge Morales Almada

El LAPD dio a conocer la identidad sólo de uno de los detenidos, Michael Mendoza, a quien se le vincula con pandillas del Valle de San Fernando.

En el cateo también se decomisó una libra de metanfetamina, $2,500 dólares en efectivo, una máquina para marcar nombres a tarjetas de crédito y hasta el vestuario de un boxeador (botas, pantaloncillos y bata) con el nombre de Muhammes “Boogaloo” Brown.

El jefe de detectives dijo que estarían buscando al supuesto boxeador para entrevistarlo.

“Estas armas iban a ser vendidas a pandilleros en el Valle de San Fernando”, dijo este jueves Albanese al presentar la evidencia durante una conferencia de prensa. “Se trata de armas sofisticadas que en manos de pandilleros son extremadamente peligrosas”.