ICE niega huelga en Adelanto, pero activistas no bajan la guardia

Tras difundir un reporte que expone extremos abusos en el centro migratorio, activistas aseguraron que se había iniciado una huelga de hambre

ICE niega huelga en Adelanto, pero activistas no bajan la guardia
Cerca de 300 detenidos en la cárcel de Adelanto en California participan en una huelga de hambre esta semana.
Foto: EFE

Autoridades migratorias desmintieron hoy la información anunciada por algunos activistas defensores de los derechos de inmigrantes de que cerca de 300 detenidos en la cárcel de Adelanto en California participan en una huelga de hambre esta semana.

Grupos como la Coalición de la Juventud Inmigrante de Inland Empire (IEIYC), la Coalición justicia por los inmigrantes (JFICE) y la organización Iniciativas Comunitarias para Visitar Inmigrantes en Confinamiento (CIVIC) han manifestado su apoyo a la huelga anunciada el pasado fin de semana.

No obstante, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) desmintió hoy la información asegurando que ha habido protestas esporádicas pero no una huelga de hambre permanente.

Lee también: Exigen cerrar cárcel de ICE en Adelanto por “abusos extremos”

“Se me ha informado que sólo 30 detenidos se negaron a tomar sus bandejas (de desayuno) esta mañana”, declaró a Efe Virginia Kice, directora regional de Comunicaciones del Oeste del ICE.

“Los anuncios de defensores de que hasta 400 de los 1450 residentes de la instalación están en huelga de hambre simplemente no son exactos”, aclaró Kice, quien señaló que aquellos que no tomaron su desayuno pueden comprar alimentos y bebidas en el comisariado del centro de reclusión.

De acuerdo con los activistas, la situación de los inmigrantes en Adelanto es crítica, por lo que algunos detenidos en protesta se niegan a recibir los alimentos.

El informe resalta preocupación especial sobre la falta de tratamiento médico para los detenidos con discapacidad física. /Aurelia Ventura
El informe resalta preocupación especial sobre la falta de tratamiento médico para los detenidos con discapacidad física. /Aurelia Ventura

Según las normas de ICE, un detenido es declarado en huelga de hambre cuando se niega a tomar los alimentos ofrecidos por el centro de detención durante 72 horas continuas.

“Continuaremos monitoreando de cerca la situación y si algunos de los residentes se declaran en huelga de hambre, se implementarán los protocolos de la agencia para manejar huelga de hambre”, aseguró Kice.

Christina Fialho, cofundadora y directora ejecutiva de la entidad denunció la situación como “una crisis enorme que exige una acción inmediata”, en referencia a los datos de un informe presentado esta semana por CIVIC sobre el centro.

“Cualquier proceso legítimo de inspección llegará a la conclusión de que la Instalación de Detención de Adelanto necesita ser cerrada”, declaró a Efe Fialho.

No obstante, ICE argumentó que en el 2014 la instalación de Adelanto recibió “dos inspecciones amplias” que concluyeron que el centro “cumple exactamente con los estándares de la Agencia”.