Jeb Bush pretende recuperar liderazgo con plan para nueva guerra

Desde los ataques de París, el ex gobernador de Florida ha centrado mucho de su discurso en torno a la necesidad de invertir mucho más en las Fuerzas Armadas y de lanzar una guerra contra ISIS
Jeb Bush pretende recuperar liderazgo con plan para nueva guerra
Cuando Bush dio su primer discurso sobre política exterior en Agosto, en la Biblioteca Reagan de Simi Valley, no se comprometió a enviar tropas a Siria. La semana pasada, tras los ataques a París, su postura cambió radicalmente.
Foto: Kevork Djansezian / Getty

El precandidato republicano Jeb Bush, quien hace apenas seis meses dijo que “de saber lo que sabemos hoy” no hubiera invadido Irak, ahora parece dispuesto a lanzar una guerra con tropas en tierra en Siria, derrocar a su gobernante y “estabilizar” el país, parte de su ofensiva para tomar control del tema, luego de los ataques terroristas de París.

Desde hace una semana, Bush, cuyo hermano lanzó la controvertida guerra en Irak cuando era presidente, está centrando buena parte de su campaña en la actitud agresiva respecto a Siria y la derrota del terrorismo del grupo ISIS.

Bush, a diferencia de Hillary, quien apoya “algunas tropas” en tierra y una acercamiento más amplio a la lucha contra el terrorismo de ISIS, ahora quiere una lucha a fondo en territorio sirio con una inversión masiva en tropas y en las Fuerzas Armadas estadounidenses.

Este fue un cambio tras los ataques en París, respecto a agosto pasado, cuando dio su primer gran discurso sobre política exterior y Bush habló de armar a los rebeldes kurdos y otras medidas similares, pero no se comprometió con la idea de enviar tropas.

El precandidato ha estado buscando salir de abajo en las encuestas ya que su posición ha ido empeorando mientras candidatos como Donald Trump, Ben Carson, Ted Cruz y Marco Rubio están recabando más apoyo en las encuestas actuales entre los republicanos.

La pasada semana, Bush expresó su intención, de llegar a la presidencia, de lanzar una guerra mucho más agresiva contra ISIS, con presencia masiva de tropas en tierra, y de aumentar en gran medida la inversión en las Fuerzas Armadas, tras acusar de “descuido crónico” al Presidente y al Congreso.

Pero aunque el tema de una guerra total en Siria puede ser riesgoso para Bush (por la relación con la impopular guerra lanzada por su hermano), su campaña al parecer ha decidido que un plan detallado y agresivo es lo mejor que el puede hacer para diferenciarse de otros candidatos que, como Trump, se han limitado a las superficialidades.

“Jeb está tomando un riesgo al plantarse hacia la derecha en este tema, pero tampoco tiene tanto que perder, porque no le está yendo bien en las encuestas”, dijo la politóloga y profesora de USC Sherry Bebitch Jeffe. “La derecha de su partido piensa que es muy moderado, pero al menos en este tema Bush se ve mucho más cómodo que hablando de otras cosas, como inmigración y temas sociales”.

A raíz de los ataques de París, varios de sus copartidarios han lanzado sus propios “planes” de atacar a ISIS, pero Bush ha sido el único que ha presentado una extenso plan por medio de un discurso en una academia militar, y fue el primero en hacerlo, un día antes de un discurso sobre el mismo tema por Hillary Clinton.

Después, Bush ha estado sacando a relucir el asunto en sus visitas de campaña y ha logrado el apoyo de varios líderes militares y veteranos, así como del congresita Mike Bishop, de Michigan, quien citó el tema de seguridad nacional en su decisión de respaldar al ex gobernador de Florida para la nominación republicana.

Por el momento, sin embargo, el tema no ha surtido efecto en las encuestas. La más reciente de NBC News muestra a Bush en sexto lugar, con 4% del voto, su peor desempeño hasta ahora en los sondeos internos republicanos.

NOTICIAS DE LAS ELECCIONES EN 2016