¿Quiere un 15% de descuento con su compra de hoy?

Antes de aceptar la tarjeta de crédito de un comercio mira sus ventajas e inconvenientes y no solo la rebaja inicial en la compra
¿Quiere un 15% de descuento con su compra de hoy?
Mucho ojo con la tasa de interés de las tarjetas de los comercios./Shutterstock
Foto: Shutterstock

Es posible que estos días de compras oigas la siguiente propuesta: “¿Quiere un descuento del 15% con su compra de hoy?” Tentador. Pero es algo que necesita una importante reflexión porque el descuento se ofrece a cambio de abrir una tarjeta de crédito de la tienda en la que estás comprando y eso tiene consecuencias.

Lo positivo

  • El descuento inicial, que además puede que no sea el último porque algunos grandes centros comerciales van añadiendo ofertas a sus tarjetas o devuelven dinero con algunas compras.  En algunos casos si esas tarjetas están emitidas conjuntamente con Visa, MasterCard o AmericanExpress también se consigue devolución de un porcentaje de compras en establecimientos distintos de los de la cadena comercial. Pero no todas las ofertas son exclusivas. Quienes firman por cupones online las reciben también y las tarjetas de los bancos también tienen programas de fidelidad .
  • Ayuda a iniciar una historia crediticia a quienes se les deniegan otras tarjetas. Las condiciones para ser aprobado suelen ser menos duras que las de los bancos. Quienes tienen un puntaje crediticio bajo pueden solicitarlas e ir mejorándolo, siempre y cuando paguen a tiempo. Para los que llevan poco tiempo en el país y se les deniegan tarjetas de banco por falta de historia crediticia pueden empezar con este crédito a dar forma al imprescindible perfil de riesgo.  Para tarjetas con co-emisores bancarios es más dificil calificar.
  • Comisiones anuales. No suelen tener.

Lo Negativo

  • Tasas de interés. Muchas tarjetas tienen una tasa introductoria del 0%  pero cuando esta finaliza, el APR, que es la tasa anual, es mucho más elevado que en las de los bancos. Algunas pueden llegar al 25% o el 30%. Los balances con estos intereses disparan los costos. Es más, hay que fijarse en los intereses diferidos (deferred interests). ¿Cómo funcionan? Si tienes una tarjeta con 0% en el periodo de promoción pero compras algo con ella que no pagas antes de que se acabe esa tasa se aplican los intereses de forma retroactiva al balance desde el día que hiciste la compra. Eso puede ser mucho dinero.
  • La línea de crédito es reducida y eso hay que gestionarlo con precisión. Recuerda que hay que procurar no usar más del 30% de la línea de crédito que se tenga para mantener un buen puntaje. Si tu tarjeta tiene $1,000 de crédito, trata de no gastar más de $300 y pagarlo a tiempo.
  • Impacto en la historia crediticia. Cada vez que se abre una línea de crédito se hace una hard inquiry en tu historial que puede eliminar algunos puntos.
  • “Aquí no”. Puede ser la respuesta que recibas al querer pagar en una tienda distinta de la que te ha emitido la tarjeta.

¿Te interesa?

Si tienes necesidad de crear o mejorar tu historia crediticia de forma barata, tienes un extremo cuidado con los gastos, pagas el total de tu balance a tiempo y te haces con la tarjeta de una tienda generalista donde hagas buena parte de tus compras, entonces si. Si no se dan todas estas circunstancias, piénsalo más antes de aceptar el descuento inicial.