Retiran castigo; campaña de Sanders vuelve a tener acceso a datos de votantes

El precandidato presidencial había demandado al Comité Nacional Demócrata (DNC)

Guía de Regalos

Retiran castigo; campaña de Sanders vuelve a tener acceso a datos de votantes

La campaña del aspirante presidencial Bernie Sanders y el Comité Nacional Demócrata (DNC) acordaron restablecer este sábado el acceso de la primera a una importante lista con los teléfonos, direcciones y preferencias de posibles votantes de ese partido.

Unas horas antes, Sanders había demandado al DNC por suspender el acceso de su campaña a esa base de datos, pero ambas partes alcanzaron un acuerdo, según anunció el portavoz del precandidato, Michael Briggs, lo que previsiblemente llevará a que se anule la demanda.

La demanda de Sanders, segundo en las encuestas y que se define como un “socialista democrático”, se produjo después de que miembros de su equipo accedieran, por un error informático, a datos sobre votantes demócratas recolectados por su rival y favorita para la nominación presidencial, Hillary Clinton.

En respuesta, el organismo que dirige al Partido Demócrata decidió negar a Sanders el acceso que los pretendientes a la Casa Blanca tienen a una lista de posibles votantes demócratas que elabora el DNC y a la que seguían accediendo Clinton y el tercer precandidato demócrata, Martin O’Malley.

Dejar de tener acceso a la plataforma informática donde residen esos datos “podría suponer una desventaja, si no paralizar la campaña de un candidato demócrata”, aseguró Sanders en su demanda, interpuesta el viernes ante la Corte del Distrito de Columbia.

“Se estima que los prejuicios económicos causados por la pérdida de donaciones podría ser de 600,000 dólares por día. Sin embargo, el daño a la viabilidad política de la campaña, como consecuencia de no poder comunicarse con los electores y votantes, es mucho más grave, y no se puede medir”, añadió entonces el equipo de Sanders.

“Es preocupante ver como el DNC favorece tanto a Hillary Clinton, un patrón que continuará mañana (este sábado) por la noche con otro debate deliberadamente programado para limitar la audiencia”, destacó en su momento Sean Spicer, director de comunicaciones del Comité Nacional Republicano (RNC).

El enfrentamiento entre Sanders y el Partido Demócrata llegó justo un día antes del tercer debate televisado de los precandidatos presidenciales de esa formación en Manchester, en el estado de New Hampshire. Ese estado es clave -junto a Iowa- en los comicios, al ser allí donde se eligen los primeros delegados que seleccionan al candidato presidencial en la convención nacional del partido.