Organizaciones en Los Ángeles lanzan campaña contra las posibles redadas

Más de 300 iglesias en todo el país resguardarán a quienes sean el blanco de dichos operativos y habrá sesiones legales de orientación para ayudar con las solicitudes de asilo político
Organizaciones en Los Ángeles lanzan campaña contra las posibles redadas
Una coalición de activistas y defensores de los derechos de los inmigrantes denuncia las posibles redadas anunciadas contra inmigrantes indocumentados. /Aurelia Ventura
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Con una agresiva campaña telefónica dirigida a la Casa Blanca, la puesta en marcha de clínicas legales y ofreciendo la asistencia de iglesias “santuario”, organizaciones comunitarias de Los Ángeles se preparan para hacer frente al supuesto plan de deportar masivamente a menores y padres centroamericanos programado para dentro de unos días.

Para decenas de grupos pro inmigrantes que se unieron este martes en esta ciudad, las redadas a gran escala que pronto realizaría la administración federal contra niños refugiados y sus familias, son parte de una iniciativa “malvada” que, sin embargo, no tendrá frutos por las acciones de la comunidad.

“La administración Obama en vez de deportar a estos niños y familias que está buscando refugio debería de darles la bienvenida” – Angela Sanbrano, CARECEN

El llamado Movimiento Santuario, creado en la década de 1980, ofreció este martes sus más de 300 iglesias en todo el país para resguardar a quienes sean el blanco de dichas repatriaciones.

“Vamos a abrir nuestras iglesias si es necesario ofrecer ‘santuario’ a la gente que corre peligro de ser deportada”, dijo Noel Andersen, representante del Servicio de Iglesias del Mundo. “Si el plan sigue seguramente se abrirán más iglesias”, agregó.

Los activistas angelinos también han emprendido una campaña telefónica para pedir a la Casa Blanca que detenga las expulsiones masivas y ampare a quienes han huido de la violencia y del hambre. No obstante, el gobierno de Barack Obama no ha confirmado que estas sean sus intenciones.

El Padre Richard Estrada se unió a la coalición que denuncia las posibles redadas. /Aurelia Ventura
El Padre Richard Estrada se unió a la coalición que denuncia las posibles redadas. /Aurelia Ventura

“La administración Obama en vez de deportar a estos niños y familias que está buscando refugio debería de darles la bienvenida y proteger y no enviarlos de regreso a enfrentar la extrema violencia y posible muerte”, expresó Ángela Sanbrano, dirigente del Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN).

Ayuda legal

También habrá sesiones legales de orientación para ayudar con las solicitudes de asilo político. La primera será el 14 de enero. Para registrarse llama y deja un mensaje de voz en el teléfono (213) 385-7800, extensión 148. O envíe un correo electrónico a refugeefamilies@carecen-la.org.

Las organizaciones indicaron asimismo que hay información disponible en Internet sobre qué hacer en caso de que agentes migratorios toquen a su puerta. Uno de estos reportes lo elaboró la Unión Americana de Libertadas Civiles (ACLU).

Fueron más de veinte grupos pro inmigrantes se congregaron este martes en las oficinas de la Coalición Pro Derechos de Los Derechos de los Inmigrantes en Los Ángeles (CHIRLA) para abogar por los menores que ya recibieron una orden de deportación en ausencia, ya sea porque su caso fue rechazado o porque no se presentaron ante un juez de inmigración.

Protección
“Protección, no deportación”, se leía en los carteles que portaban los activistas. /Aurelia Ventura

“Protección, no deportación”, se leía en los carteles que portaban los activistas.

“No están solos, no tengan miedo; estamos juntos en esta jornada”, mencionó el pastor Richard Estrada, quien comparó el plan de las expulsiones con la masacre de niños ordenada por el rey Herodes para evitar que Jesús, el hijo de Dios según la fe cristiana, enfrentara su imperio.

“Lo que pasa hoy es similar”, dijo Estrada. “No debemos permitir que estos niños sean apuñalados”.