Trump: “Podría dispararle a alguien y no perdería ningún votante”

Estas declaraciones se suman a las docenas que ha hecho Trump desde que inició su campaña, y que han despertado la indignación de varios sectores de la población, pese a lo cual el magnate mantiene una amplia ventaja entre los aspirantes republicanos
Trump: “Podría dispararle a alguien y no perdería ningún votante”
Las palabras de Donald Trump le ayudarán en la primaria demócrata pero luego serán un problema para los republicanos.
Foto: EFE

Donald Trump, aspirante a la candidatura presidencial del Partido Republicano, dijo el sábado que sus partidarios son tan leales que continuarían con él incluso si disparara contra alguien.

“Dicen que tengo a la gente más leal, ¿han visto? Podría pararme en medio de la Quinta Avenida y disparar a alguien, y no perdería ningún votante. Es increíble”, expresó Trump en un acto de campaña celebrado en el estado de Iowa.

El magnate emitió su comentario cuando se contrastaba con adversarios como Ted Cruz, su contrincante más serio en Iowa, cuando restan sólo nueve días para las elecciones primarias iniciales en el estado con vistas a la contienda presidencial de 2016.

Durante la declaración, Trump apuntó con una de sus manos como si fuera una pistola, lo que fue festejado con risas por los asistentes, de acuerdo con el segmento de video del acto de campaña.

Al terminar el acto, el magnate de los bienes raíces escribió en su cuenta de la red social de Twitter: “discurso fue muy bien recibido. Gente en verdad grandiosa. Casa llena, rebosante”.

 

//platform.twitter.com/widgets.js

Además de criticar a sus adversarios, Trump atacó verbalmente al conductor conservador de radio Glenn Beck, quien aparecerá en dos actos de campaña con Cruz.

El multimillonario calificó a Beck como un “perdedor” y un “incompetente”, y señaló que el respaldo de Sarah Palin, quien se manifestó a favor de Trump hace unos días, era más importante que si el comentarista lo hubiera respaldado.

Beck está entre casi dos decenas de pensadores conservadores que escribieron ensayos contra Trump para la revista National Review, golpe al que se refirió Trump reiteradamente en su discurso.

Estas declaraciones se suman a las docenas que ha hecho Trump desde julio pasado, cuando inició su campaña, y que han despertado la indignación y la protestas de amplios sectores de la población en Estados Unidos, pese a lo cual el magnate neoyorquino mantiene una amplia ventaja entre los aspirantes republicanos a la Casa Blanca.