En el Día de Medios del Super Bowl, la noticia fue un choque en la carretera

Autobuses de los Broncos chocan al regresar de la práctica sin saldo de lesionados
En el Día de Medios del Super Bowl, la noticia fue un choque en la carretera
Amini Silatolu, guardia de los Panthers, posa con una camiseta del América.
Foto: Ricardo López Juárez / IMPREMEDIA

San Jose, Californi.- El incidente más curioso e insospechado del Día de Medios del Super Bowl 50, ahora llamado ‘Opening Night’ al haber sido movido a lunes por la noche por la NFL, ocurrió unas horas antes, sobre la autopista 101.

Tres autobuses en los que viajaban los Broncos de Denver luego de su entrenamiento, tuvieron una colisión, y aunque no se reportaron lesionados, fue un susto que mereció múltiples menciones para cuando la multitud de reporteros invadió una arena de la ciudad de San José para el inicio de su cobertura.

De acuerdo con reportes, un automóvil se metió al carril de uno de los autobuses y éste luego chocó con otros dos sobre la carretera que es famosa por el tráfico vehicular, incluso en el área de Los Ángeles.

“Yo no estaba en el autobús. Yo iba en otro que salió un poco antes, pero tenemos suerte de estar todos bien”, aclaró el entrenador en jefe Gary Kubiak.

Manning: Newton es el MVP

http://content.jwplatform.com/players/gbO98ADA-rqn0kHFM.jsPasado el susto, los Broncos fueron los primeros en presentarse en el SAP Arena, la casa de los San Jose Sharks de la NHL. Y como es lógico, la figura más socorrida fue Peyton Manning, el legendario quarterback que tiene la oportunidad de buscar otro campeonato, ya con las puertas del retiro a la vista. Pero Manning no habló de ese tema. Sí, en cambio, elogió a su contraparte, Cam Newton, quarterback sensación de los Panthers de Carolina. “Les voy a decir una cosa. (Newton) Ha tenido un año increíble. No tengo ninguna duda que será nombrado el ‘MVP’ (Jugador Más Valioso) el sábado en la noche”, dijo Manning. “Lo que él ha hecho en poco tiempo como quarterback es sensacional… Esa es la palabra. No tienes una temporada de 17-1 si no lo eres”. Una hora más tarde, cuando llegó el turno de los Panthers, que bailotearon en un balcón de la arena al ser presentados como si fueran boxeadores, Newton contagió con su simpatía y esa “sonrisa del millón”.

La revelación de Cam

http://content.jwplatform.com/players/pxNA4JYU-rqn0kHFM.js

Newton, líder de los Panthers, rechazó una petición de una reportera mexicana (de Televisa) para ponerse a bailar, pero luego dirigió un poema hablando del camino personal que ha seguido hasta convertirse en estrella de la NFL y también hizo una revelación: “Crecí admirando a John Elway”.

Elway, por supuesto, es el presidente de los Broncos, uno de los mejores quarterbacks de la historia y el hombre que llevó a Denver a Peyton Manning.

“Es chistoso, ahora puedo ganarle al equipo de John Elway”, dijo Newton, quien igualmente expresó admiración por Manning, aunque dijo que su gran ídolo lo fue Steve McNair, el exquarterback de los Titans de Tennessee que llegó a un Super Bowl. Newton dijo que McNair hizo mucho por él en un campamento cuando apenas era adolescente y que lo inspiró.

Promesa de Manning: ¿bailar?

Steve McNair, al igual que Newton, era un gran quarterback corredor. Todo lo contrario a Manning. Pero la leyenda viviente se toma con buen humor su escasa movilidad, e hizo una promesa.

“Si corro para un touchdown en el Super Bowl, prometo que lo voy a celebrar”, dijo en alusión a los excepcionales festejos de Cam Newton, quien baila y regala balones a los fans más jóvenes. “Les puedo asegurar eso, aunque dudo que vaya a correr mucho”.

Rivera vs. Manning

Ron Rivera, el coach de los Panthers que está buscando hacer historia como el segundo hispano en conducir a un equipo al título, habló sobre cómo cambia la preparación para enfrentar a Manning nueve años después. En 2007, Rivera era el coordinador defensivo de Chicago, que perdió el Super Bowl contra los Colts de Manning.

“No creo que haya cambiado en términos generales. Él es quien es: un jugador inteligente que toma buenas decisiones con el balón. Su personal es distinto. Nuestra preparación es más sobre lo que ellos hacen y cómo lo hacen”, dijo Rivera.

Por cierto, Kubiak, el coach de Denver, confesó sentirse orgulloso de Rivera. “Estoy orgulloso de Ron. Ha hecho un gran trabajo. Es muy buen amigo mío y tengo el mayor respeto por Ron y por su equipo”.

Todos los jugadores y entrenadores de los dos equipos estuvieron en el evento, asediados por cientos y tal vez miles de representantes de los medios de comunicación, los cuales incluyeron los típicos disfrazados. Tal vez el más llamativo fue un comunicador de Denver vestido de duende, obviamente con los colores de los Broncos.

Sin embargo, los Broncos no necesitan un duende de la suerte; necesitan encontrar la manera de frenar a Cam Newton. Pero esa es otra historia.

Inés Sainz se robó la cámara

http://content.jwplatform.com/players/uGHwj2bn-rqn0kHFM.js