6 récords y curiosidades del fútbol chino al que llega el colombiano Jackson Martínez

El delantero se convirtió en la transacción más cara del fútbol asiático con su fichaje por el Guangzhou Evergrande, lo que confirma la intención de China de convertirse en un actor protagónico en el fútbol mundial

Guía de Regalos

6 récords y curiosidades del fútbol chino al que llega el colombiano Jackson Martínez
Jackson Martínez. Foto: Getty Images.
Foto: EFE / EFE

China va en serio. El gigante asiático quiere convertirse en una superpotencia del fútbol y no está escatimando esfuerzos para conseguirlo.

El fichaje del colombiano Jackson Martínez por el Guangzhou Evergrande por US$45 millones, el más caro en la historia del fútbol asiático, coloca a China por primera vez a la cabeza en el mercado internacional de transferencias.

ENTÉRATE: Atlético de Madrid traspasa a Jackson Martínez al Guangzhou chino

Martínez no sólo resultó el traspaso más caro del recién finalizado período de fichajes en el mundo, superando incluso los movimientos de la Liga Premier, sino que su salida muestra la fuerza que está teniendo China en el pulso futbolístico al atraer a una de las estrellas de uno de los grandes clubes de España como el Atlético de Madrid, que está en plena lucha por la Liga y se encuentra en octavos de final de la Liga de Campeones.

Por si fuera poco, el segundo lugar del mercado lo ocupa el brasileño Ramires, que dejó al actual campeón de Inglaterra, el Chelsea, para llegar al Jiangsun Suning por US$30 millones.

Y el cuarto y quinto también se completaron en la Superliga china. Mientras el brasileño Elkeson se convirtió en el fichaje más caro entre dos equipos chinos, al pasar del Evergrande al SIPG por US$20 millones, el costamarfileño Gervinho dejó el Roma de Italia para llegar al Hebei China Fortune por US$19 millones.

Pero ¿qué se sabe del futbol en China, además de ser un deporte que comenzó a jugarse mucho antes que la versión moderna creada por los ingleses?

En BBC Deportes recopilamos seis récords o curiosidades sobre su balompié.

Alibaba y los tres campeones mundiales

El Guangzhou Evergrande se ha convertido en la gran potencia del fútbol chino, ganando las últimas cinco ligas y quedando campeón de Asia en dos ocasiones.

El club se transformó hace seis años, cuando fue adquirido por la inmobiliaria Evergrande, que lo llevó de estar en segunda división al título de liga en una temporada.

Luego aparición Alibaba, la gigante multimillonaria de servicios electrónicos, que adquirió el 50% del club a través de su empresa Taobao, el eBay chino.

La inyección de dinero atrajo a grandes nombres al banquillo y al campo, como los campeones mundiales Marcelo Lippi, Fabio Cannavaro y Luiz Felipe Scolari.

Desde adentro para afuera

Didier Drogba y Nicolas Anelka fueron dos de los primeros grandes futbolistas que movieron el balón en el fútbol chino, que ahora sigue con pasión a figuras como Demba Ba, Paulinho o Asamoah Gyan.

Entre los jugadores más valiosos de los últimos años se encuentran los hondureños Emil Martínez y Samuel Caballero, el colombiano Duvier Riascos y el argentino Darío Conca, pero hay que remontarse hasta 1997 para encontrar al primer sudamericano, el paraguayo Jorge Luis Campos.

Pero la inversión en el fútbol no es sólo interna.

LEE TAMBIÉN: Radamel Falcao también podría emigrar a la Superliga de China

En los últimos años inversionistas chinos han adquirido acciones en clubes de Inglaterra (Manchester City), España (Atlético Madrid y Espanyol), Francia (Sochaux), Italia (Inter), Holanda (ADO Den Haag) y República Checa (Slavia de Praga).

Primero son las mujeres

China se clasificó para su única Copa del Mundo en 2002, cuando fue eliminada en primera ronda sin anotar un gol.

La diferencia es muy clara con respecto al fútbol femenino, en el que cuenta con un subcampeonato del mundo, una medalla de plata en los Juegos Olímpicos y ocho títulos continentales.

Como la FIFA, no es ajeno a los escándalos

El crecimiento de la liga de China se ha visto obstaculizado por los continuos escándalos de corrupción en los que se ha visto involucrado el fútbol de se país.

En 2012, el exdirector de la Asociación China de Fútbol, Nan Yong, fue condenado a diez años y medio de prisión luego de haber sido acusado de recibir más de US$200.000 en sobornos.

También cuatro exjugadores del equipo nacional -Shen Si, Qi Hong, Jiang Jin y Ming Li- fueron condenados a penas de prisión de hasta seis años y multas de US$79.000 por aceptar sobornos para amañar partidos.

Beneplácito del líder

El principal aliado del fútbol en China es el presidente del país y jefe del Partido Comunista, Xi Jinping.

El líder aprobó el año pasado un plan para “reformar el fútbol”, deporte del que es un apasionado hincha.

Xi, quien llegó a sugerir que su país deberá comenzar a entrenar a los bebés para poder llegar a ser exitosos, compartió sus tres deseos: clasificar a otra Copa del Mundo, ser la sede de una y ganar un mundial.

Ni ingleses ni españoles

Barcelona es el actual campeón del mundo y el Real Madrid el más rico del planeta, pero ninguno de los dos clubes más grandes de España lideran la presencia digital en China.

Tampoco ninguno de los ingleses, pese a su tradicional liderazgo en el mercado asiático.

El club con más presencia es… el Bayern Múnich.

Según el quinto informe anual elaborado por Red Car, los campeones de la Bundesliga superan en presencia digital a Manchester United y Liverpool.

¿La razón? La venta de los derechos de televisión del fútbol alemán a canales de emisión gratuita y la gira de pretemporada del Bayern en China.

QUIERO MÁS FÚTBOL

No patea ni ataja de verdad: ¿es este el fichaje más extraño del fútbol?

El papa Francisco se reúne con Ronaldinho y le pregunta: ¿quién es mejor Pelé o Maradona?

El New York City FC pone la mira en Iker Casillas

El Valencia es recibido con insultos por sus aficionados, tras la goleada del Barça

Así se enfureció Diego Milito con Bou, a quien sus compañeros lo frenaron

Miguel Layún, rey de las asistencias, da dos pases de gol en victoria del Porto

Duelo de goles entre Messi y Suárez pulveriza al Valencia en la Copa del Rey