México pasa de ‘Patito Feo’ a potencia en la Serie del Caribe

Las representaciones 'aztecas' han ganado cuatro títulos desde el 2011 y suman nueve en total
México pasa de ‘Patito Feo’ a potencia en la Serie del Caribe
Los Venados de Mazatlán celebran su título en la Serie del Caribe 2016, tras vencer a Venezuela el pasado domingo.
Foto: EFE

Por más de dos décadas, las representaciones de México en el béisbol de las Series del Caribe eran las más débiles y menos competitivas.

Eran muchas las bromas que se hacían en torno a ellas. Se les tildaba de relleno llegando incluso a adjudicarles el mote de “Patito Feo” de las series. La mayoría de las veces los demás equipos entraban al torneo caribeño con al menos un triunfo de antemano, claro, contando con una anticipada victoria sobre los aztecas.

Integrados mayormente por jugadores nacionales, sin prácticamente experiencia en el béisbol organizado de Estados Unidos y mucho menos en las Ligas Mayores, los equipos mexicanos consiguieron su primer cetro en el 1976 -cinco años después de su debut en la Confederación del Caribe-. Diez años después se adjudicaron su segunda corona. Tardaron otras diez ediciones (1996)  para que un representante de México lograra otro cetro.

Tres en 25 ediciones fue el saldo para los mexicanos.

Pero llegó el nuevo siglo que trajo por consiguiente un despertar para México. Ganaron dos cetros -2002 y 2005, esta última fue histórica ya que fue la primera conquistada en su casa.

Durante ese periodo, México comenzó a contar con mayor presencia de jugadores con experiencia de Grandes Ligas, pero jamás comparada con el resto de sus competidores caribeños.

Vino la explosión

Utilizando una nueva estrategia organizativa y agresivas inversiones económicas para atraer más  peloteros de experiencia en el béisbol organizado -estos jugadores se quedan en el país para jugar en las ligas de verano y del Pacífico–  México se ha convertido en una potencia. Hoy son los “cucos”  de las Series del Caribe.

Han ganado cuatro ediciones caribeñas en los últimos seis años, incluyendo la corona lograda el pasado domingo en la República Dominicana.

El nivel de juego de los mexicanos ha mejorado notablemente, pero hay que significar la importancia de los jugadores extranjeros que en esa liga participan.

Por ejemplo, en esta edición de los Venados de Mazatlán se destacó la presencia de seis jugadores de otras nacionalidades en su alineación regular. Tres norteamericanos, un cubano, un italiano y un dominicano.

Otro dato importante. Solo cuatro jugadores de su plantilla están activos en el béisbol organizado de Estados Unidos, diferencia notable con el resto de los participantes en las Series del Caribe con la obvia excepción de Cuba.

Compromiso y trabajo

Para el presidente de la Liga Mexicana del Pacífico, Omar Canizales, esta cosecha de cetros ha sido posible gracias a que los directivos y el mismo circuito invernal tomaron con mayor seriedad la competencia, pero, sobre todo, a la nueva forma de trabajo que se implementa.

“Empezamos a comprometer a todas las directivas, diciéndoles que cualquier jugador que se requiriera para los refuerzos, lo debían mantener en activo para que, cuando el equipo ya estuviera listo para irse, y se requiriera un elemento, llegara listo para jugar“, indicó Canizales, quien ha estado al frente de la Liga desde la campaña 2009-10.

“La otra parte es un tema de investigación, de conocer al equipo rival, qué tipo de abridores, pitchers zurdos o derechos, bullpen, velocidad, conocer el estadio, si la bola vuela, el aire; es decir, cuidamos hasta los detalles mínimos y el resultado ahí está”, compartió.

Más de la Serie del Caribe

Venados de Mazatlán pusieron el béisbol y la fiesta en la Serie del Caribe

México es campeón induscutible de la Serie del Caribe

Un ‘balance positivo’ con reparos en Serie del Caribe