México: Peso pierde 7.7% en 2016, y Hacienda ajustará gasto por la caída de petroprecios

A pesar de que las autoridades habían dicho que la volatilidad no afectaba a la economía mexicana, ahora se anuncia que habrá ajustes al gasto público
México: Peso pierde 7.7% en 2016, y Hacienda ajustará gasto por la caída de petroprecios
La devaluación del peso ante el dólar.
Foto: Archivo

Bastaron poco más de 30 días para que el escenario que se preveía desde el año pasado se hiciera notar. El lunes, el dólar alcanzó el récord de este año y se vendió hasta en 19.10 pesos por uno. Al final cerró en 19.08, pero la caída acumulada en 2016 es de 7.7 por ciento.

Por su parte, el dólar interbancario alcanzó su cotización más alta y se ubicó en 18.79 pesos por uno. El valor más elevado había sido el del 21 de enero, cuando estaba en 18.7525, de acuerdo con datos del Banco de México (Banxico).

Para detener la caída, el banco central subastó 400 millones de dólares.

Al igual que la moneda azteca, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) vivió un lunes negro y cayó 454.83 puntos, con lo que el total de la pérdida fue de 1.05 por ciento.

Especialistas coincidieron que la debilidad en los precios del petróleo y los temores de un menor crecimiento económico global fueron las principales causas de este lunes negro.

Banco Base explicó que los riesgos al alza para el tipo de cambio se renovaron al inicio de esta semana debido a que la generación de empleo en Estados Unidos durante enero se colocó por debajo de lo estimado, a pesar de que la tasa de desempleo bajó de 5 a 4.9 por ciento en el primer mes del año.

A la par, expuso el grupo financiero, los precios del petróleo mantienen una tendencia a la baja, por lo que es probable que el tipo de cambio alcance nuevos máximos históricos en el corto plazo.

El 8 de enero pasado, el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray Caso, afirmó que aunque la moneda mexicana ha acumulado desde el inicio de la actual administración “una depreciación del 38 por ciento contra el dólar estadounidense”, ha sido menor frente a la de otras divisas.

Lea también: El peso mexicano, la segunda moneda más débil de América Latina

De acuerdo con el Índice Bloomberg, el peso es la segunda moneda más castigada entre los países emergentes. Sólo después del peso argentino.

El 4 de enero –la primera sesión del año– el dólar en bancos cotizaba en 17.70 pesos y el interbancario en 17.32 pesos. Un mes después, el 4 de febrero, el peso mexicano y el argentino intercambiaron lugares: el dólar en bancos cotizó hasta en 18.55 pesos y el interbancario en 18.32 pesos. Ahora ya alcanza los 19 por uno.

EL PANORAMA SOMBRÍO CONTINUARÁ

Ante un lento crecimiento global y la vulnerabilidad en algunos países emergentes como China, Brasil y Rusia, sumado a las mayores caídas en los precios de las materias primas, en especial el petróleo, el “importante” aumento de volatilidad en los mercados financieros internacionales “condujo a una depreciación adicional significativa del peso frente al dólar estadounidense”, sentenció Banxico en su primer reporte de política monetaria del año.

La inestabilidad en los mercados financieros y la debilidad económica en el mundo “van para largo, no es una cuestión de semanas”, afirmó el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en su mensaje semanal.

Apenas el jueves pasado el Banco de México (Banxico) reconoció que la coyuntura actual ha cambiado desfavorablemente y los riesgos se han acentuado, por lo que debe haber un ajuste a las finanzas públicas para ”mantener un marco macroeconómico sólido”.

El viernes pasado, Banxico afirmó en su reporte de política monetaria que es necesario llevar a cabo los ajustes requeridos en las finanzas públicas, incluyendo Pemex para mantener un marco macroeconómico sólido en el país.

“Yo creo que, ahorita que está iniciando el año, es un buen momento para que realmente se refleje en el gasto público la nueva realidad de un precio del petróleo 70 por ciento más bajo de lo presupuestado”, dijo.

A la par, el Secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, quien anunció que habrá “inevitablemente” un recorte en el gasto público en 2017, si los precios del petróleo continúan cayendo ante la sobre oferta. La mezcla mexicana está alrededor de 25 dólares por barril, después de que el pasado 20 de enero se vendiera en 18.90 dólares por barril.

LOZOYA SALE EN MEDIO DE CRISIS

En el contexto negativo del mercado petrolero, Enrique Peña Nieto anunció que el hombre que estuvo al frente de Pemex desde el inicio del sexenio, Emilio Lozoya Austin, deja la Empresa Productiva del Estado actualmente inmersa en una crisis.

El Presidente afirmó que el nuevo director de la petrolera, José Antonio González Anaya, debe enfrentar dos grandes retos, entre ellos las finanzas de Pemex, ante las cuales el Consejo Administrativo evalúa hacer recortes en sus planes de inversión y gasto corriente, así como una inyección de capital para garantizar su supervivencia, mientras la producción está en sus niveles más bajo.

Petróleos Mexicanos registró en el tercer trimestre de 2015 una pérdida neta de 167 mil millones de pesos el 187 por ciento más que en el mismo periodo del año pasado, la pérdida acumulada fue de 352 mil 810 millones de pesos.

Respecto a la producción de barriles diarios, la empresa productiva del Estado informó que en octubre de este año cayó 1.12 por ciento, lo que equivale a 27 mil barriles por día en comparación con el mes anterior, al registrar un descenso de 2 millones 390 mil barriles por día (mbd), en tanto, la producción anual bajó 3.2 por ciento, es decir 81 miles de barriles diarios, respecto al mismo periodo del año anterior.

De acuerdo con cifras de Pemex, enfrenta una deuda contratada con intermediarios bursátiles y bancarios de un billón 485 mil millones de pesos, además de haber colocado una deuda en los mercados internacionales por un monto de 600 millones de francos suizos (9 mil 672 millones de pesos) a pagar en cinco años.