Los autos sin conductor de Google ahora también son choferes

Los coches de conducción autónoma de Google son ahora legalmente lo mismo que un conductor humano

Los autos sin conductor de Google ahora también son choferes
El Google car ya adelanta con sus pruebas en California.
Foto: Google

El esfuerzo pionero de Google para desarrollar un vehículo de autoconducción carente de volante y pedales acaba de recibir un impulso de las autoridades federales de transporte.

En una carta de febrero de 4 al director del proyecto Google Car Chris Urmson, que fue reportada por primera vez por la agencia Reuters, la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA por sus siglas en inglés) señaló que “interpretará ‘conductor’ en el contexto del diseño de los vehículos de motor descrito de Google como una referencia al sistema de auto-conducción, y no a ninguno de los ocupantes del vehículo”, añadiendo que “estamos de acuerdo con Google en que su (coche de autoconducción) no tendrá un “conductor” en el sentido tradicional en que los vehículos han tenido conductores durante los últimos más de cien años”.

El programa de Google Car ha evolucionado desde hace más de siete años a partir de una flota de SUVs dirigida por radar y láser hasta incluir ahora un pequeño vehículo de dos pasajeros.

Te puede interesar: Google prueba su prototipo de autoconducción en Austin

El año pasado, uno de los coches pequeños de Google fue detenido por la policía durante una prueba en Mountain View, California, por conducir demasiado despacio.

La imagen de un oficial de policía junto al coche sin conductor llevó la conversación en las redes al tópico de que, en este caso, ¿quién era responsable, el coche o el ser humano transportado dentro?

Esa pregunta permanece en el corazón de un próximo debate acerca de las regulaciones de seguros que cubren los coches de autoconducción, especialmente teniendo en cuenta las infracciones más graves que involucran lesiones o muerte.

La interpretación de la NHTSA de una serie de regulaciones federales para Google no constituye un fallo. Pero sí proporciona una idea de cómo la agencia federal regulará en el futuro a los coches que son conducidos mediante inteligencia artifical por diversos sensores del vehículo y el cerebro de un ordenador, y no por un ser humano.

El portavoz de Google Johnny Luu dijo que la compañía está “estudiando” la carta. Pero es difícil no interpretar la carta de la NHTSA, que fue publicada en la página web de la agencia esta semana, como una pequeña victoria para los esfuerzos de Google en la búsqueda de crear un coche que no requerirá de seres humanos para ser conducido, y cuyo fin último es no permitir a los pasajeros conducir el coche.

Para propósitos de prueba, sin embargo, Google está obligado a adaptarse a estos prototipos con una rueda temporal y pedales junto con un controlador de seguridad. Hasta la fecha, los coches de la compañía han conducido más de 1.2 millones de millas en Silicon Valley y Austin, Texas.

MÁS NOTICIAS DE TECNOLOGÍA