Un báculo fabricado por presos y un corrido aguardan al Papa en Ciudad Juárez

El Sumo Pontífice oficiará una misa el próximo 17 de febrero
Un báculo fabricado por presos y un corrido aguardan al Papa en Ciudad Juárez
Preparativos para la llegada del papa Francisco.

México – Un báculo de cedro fabricado por presos, más de 220.000 fieles y un coro de 5.000 jóvenes que cantará el Corrido de Chihuahua aguardan al papa Francisco en Ciudad Juárez, la ciudad fronteriza con Estados que se convertirá la próxima semana en la última etapa de su viaje a México.

“Un coro de 5.000 niños le dará la bienvenida y otro de 5.000 jóvenes lo despedirá con el corrido de Chihuahua”, informó hoy a Efe el sacerdote mexicano Hesiquio Trevizo, portavoz de la visita papal a Ciudad Juárez.

Francisco llegará a México el viernes, el sábado estará en la capital, el domingo en Ecatepec (en el central estado de México), el lunes Tuxtla Gutiérrez y San Cristóbal de las Casas (en el sureño Chiapas), el martes en Morelia (en el occidental Michoacán) y el miércoles en Ciudad Juárez, una urbe fronteriza marcada durante años por la violencia.

Allí, el papa visitará el Centro de Readaptación Social número 3 (Cereso 3), se reunirá con obreros de maquiladoras (ensambladoras) y ofrecerá una misa ante unos 220.000 personas antes de volver a Roma, explicó el padre Trevizo.

En el Cereso 3 esperarán al papa 600 presos hombres, 100 mujeres, además de 250 familiares de internos, 50 miembros de la pastoral penitenciaria y 50 más de la fiscalía responsable de las prisiones de Chihuahua, dijo a Efe la portavoz de la fiscalía local, Alejandrina Saucedo.

Los familiares harán una valla de 200 metros de la entrada a la llamada área común de la capilla donde le aguardan los miembros de la fiscalía y la pastoral.

En la capilla Jesús el Salvador, que ha sido remozada para la visita, tendrá lugar el acto central de la visita de Jorge Bergoglio ante lo presos, todos seleccionados por buen comportamiento, asistencia a programas de reinserción, católicos y con bajo nivel de peligrosidad, comentó la portavoz.

“Con católicos que estuvieran presos por delitos de bajo impacto y participan en programas de readaptación”, indicó Saucedo, al destacar que la cárcel de Juárez ofrece 204 programas de reinserción social a los reclusos.

Durante este encuentro el papa recibirá el báculo de madera de cedro elaborado por los internos en la carpintería de la prisión número 2 de Chihuahua, una cárcel situada en otra zona del estado, y escuchará el testimonio de una interna.

El mensaje estará a cargo de Évila Quintana Molina, de 34 años y presa por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

El testimonio que Quintana le dará al papa fue elegido entre el medio centenar de propuestas que recibieron las autoridades como parte de una convocatoria hecha para las mujeres presas, comentó Saucedo.

El padre Trevizo dijo a Efe que los presos han recibido orientación religiosa, ya que la idea es que su encuentro con el sumo pontífice les ayude en sus procesos de readaptación social.

Después de la prisión, Bergoglio se dirigirá al Colegio de Bachilleres de Juárez para un encuentro con 3.650 personas, en su mayoría empleados de las maquiladoras, una industria que ofrece trabajo a unos 270.000 personas en Juárez.

Un matrimonio que trabaja en esta industria dará un mensaje al papa, que después oficiará una misa en la Feria de Juárez ante unas 220.000 personas.

Uno de los momentos estelares del día será cuando el papa haga una parada ante la valla metálica que separa México de Estados Unidos en un gesto simbólico de cercanía a los inmigrantes.

Francisco saludará a las personas que se encuentran al otro lado de la valla en la localidad estadounidense de El Paso, en el llamado “muro de la ignominia”.

En El Paso, 50.000 personas más se reunirán en el estadio de la localidad para seguir la eucaristía y escuchar por televisión el mensaje papal, comentó el padre Trevizo.

El jerarca del Catolicismo dirigirá su mensajes a los migrantes y víctimas de la violencia, apuntó.

Una 55.000 personas participarán en las vallas en todos los recorridos del papa, de las cuales 30.000 serán maquiladoras y 25.000 provenientes del El Paso, con el que Juárez tiene frontera, indicó.

Para la despedida, antes de que aborde el avión que lo llevará de vuelta a Roma, un coro de 5.000 jóvenes cantará al papa el corrido de Chihuahua, que termina con un “Ya me voy, ya me despido, no se les vaya a olvidar, pa’ gente buena Chihuahua que es valiente, noble y leal”.