LAPD no estaría preparado para un ataque terrorista

Mientras que algunos elementos del LAPD aseguran no estar listos en caso de un ataque terrorista, el jefe de la agencia afirma que sus agentes han sido entrenados y portan el equipo adecuado
LAPD no estaría preparado para un ataque terrorista
Agentes del LAPD durante un simulacro de ataque.
Foto: Archivo / La Opinión

Falta de entrenamiento adecuado, agentes que no se sienten cómodos usando sus rifles y chalecos antibalas que no protegen todo el torso, son algunas de las presuntas irregularidades que dejarían mal parada a la Policía de Los Ángeles (LAPD) en caso de un ataque terrorista, revelaron algunos de sus elementos.

Los testimonios anónimos que integrantes de la División Metro del LAPD, que se encarga de proteger la zona centro de esta ciudad, dieron al canal de televisión NBC4 se presentan sólo dos meses después de que una pareja de supuestos terroristas asesinó con rifles de asalto a 14 personas en San Bernardino.

Estos agentes afirmaron que la corporación creó una “cortina de humo” al mostrarle al público una falsa preparación y equipo en la estación policiaca para responder a un incidente de tal magnitud.

Dicha situación, según estos policías, bajó la moral en la División Metro, que hace unos meses recibió a 200 elementos más en sus filas para hacer frente al aumento de la tasa delictiva en esa jurisdicción.

Es frustrante que le estamos diciendo al público que estamos preparados para un ataque terrorista cuando ni siquiera hemos concluido el entrenamiento de cómo caminar a través de una puerta”, dijo un policía que habló ante las cámaras cubriendo su cuerpo y ocultando su voz real.

Según los policías que denunciaron las irregularidades, algunos agentes portan chalecos antibalas que no les protegen todo el torso, mientras que los nuevos elementos en la División Metro sólo han recibido una formación básica sobre tácticas antiterroristas, una prioridad subrayada por la corporación.

“Se necesita mucho entrenamiento para que los policías entiendan lo que hay que hacer y simplemente no están a ese nivel todavía”, alertó uno de los uniformados.

Agentes del LAPD durante un simulacro de ataque terrorista en el centro de Los Ángeles. /ARCHIVO
Agentes del LAPD durante un simulacro de ataque terrorista en el centro de Los Ángeles. (Archivo/La Opinión)

Charles Beck, jefe del LAPD, enfatizó que estos alegatos son falsos.

“Ellos están listos, tienen una formación adecuada”, expresó al canal NBC4. “El uno por ciento de los 500 agentes de la División Metropolitana fue con usted y usted viene a preguntarle al jefe de la Policía de Los Ángeles: ‘¿Es esto un problema de la División?’. Te estoy diciendo que probablemente no lo creo”, agregó con cierto enfado.

La Liga de Protección de Policías de Los Ángeles (LAPPL), que representa a 9,900 agentes, reprochó la actitud “arrogante” de Beck al negar estas acusaciones en lugar de comprometerse a investigarlas para garantizar que se proteja la integridad de los uniformados y del público.

“No nos importa quienes son los agentes [que hablaron con el canal]. Lo que importa es lo que dijeron. Lo que nos importa es la cultura creada en nuestro departamento que obligaría a todos los agentes en hacer públicas estas graves preocupaciones por temor a que éstas caigan en oídos sordos o temen represalias por expresarlas”, mencionó el grupo sindical en un comunicado.

“El personal de mando [del LAPD] está investigando para saber quién hablo ante la cámara en lugar de investigar en la División Metropolitana para determinar si ellos hicieron todo lo posible para equipar y entrenar a los que envían hacia el peligro”, agregó el LAPPL.