“Fiebre” de candidatos sin partido en México

Son 543 los mexicanos que actualmente quieren un puesto público
“Fiebre” de candidatos sin partido en México
Jaime Rodríguez "El Bronco", llegó a la gubernatura de Nuevo León, con una candidatura independiente.
Foto: Imagen tomada de video

MÉXICO – Van casa por casa, toman refresco con la señoras, oyen a jóvenes y viejitos. Se plantan en plazas públicas y con su mejor sonrisa piden las firmas que los hará candidatos independientes, lejos de los partidos, aunque muchos –sino es que la mayoría- salió de éstos o del mundo empresarial, académico, deportivo y el activismo social.

Son 543 los mexicanos que actualmente quieren un puesto público, ser gobernadores, alcaldes o diputados sin tener un partido político como sombra, que le pida cuotas o cuentas después de las elecciones de junio próximo cuando se renueven los cargos en 13 estados del país.

Hay una fiebre por las candidaturas independientes desde que la Reforma Política lo permitió y se estrenaron con éxito en 2015 cuando arrasaron con votaciones figuras como Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco” (gobernador de Nuevo León); Manuel Cloutier (diputado federal) o Alfonso Martínez (alcalde de Morelia, capital de michoacán), entre un centenar.

“No es que tengan muchas ventajas, al contrario” –acota el analista político Mauricio Merino, del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE)-. “El interés actual es porque hay un descrédito que tienen los partidos políticos debido al clientelismo, las jerarquías (los líderes ponen y disponen) y la manera muy escandalosa en que se han involucrado con el crimen organizado”.

Por otro lado, la desventaja del independiente radica principalmente en que tiene que recabar el 2% de firmas del listado nominal en cada localidad para poder ser reconocidos y competir en la planilla con los partidos mientras éstos  sólo necesitan el 0.2% de firmas para lograr el registro. El presupuesto también es otro dolor de cabeza: a los independientes no se les da ningún dinero hasta que ya recabó las signaturas necesarias.

Pero lo mas importante, agrega Merino, es que “una candidatura independiente no garantiza la calidad moral del aspirante”. De hecho, la mayoría de los contendientes a las gubernaturas que tendrán elecciones el 8 de junio son ex integrantes de los partidos, excepto en Chihuahua, donde ya levantó la mano el ex presidente del consejo consultivo de Aeroméxico y empresario José Luis Barraza.

En Quintana Roo va por la libre Jorge Polanco quien no dejó el PRI hasta que le negaron la candidatura; en Veracruz, los tres independientes fueron líderes de sus partidos: Gerardo Buganza y Juan Bello (PAN) y Elías Miguel Moreno (PRD); situaciones similares se presentan en Sinaloa, Tlaxcala y Aguascalientes.

Otros esfuerzos serios provienen de intelectuales como Jorge Castañeda (a quien no se le permitió en 2006 ser candidato independiente por la Presidencia de la República); el ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, Juan Ramón de la Fuente; los escritores Héctor Aguilar Camín y su esposa Ángeles Mastreta.

Según el columnista político Pablo Hiriat este grupo se ha reunido para analizar la estrategia de lanzar una candidatura fuerte que plante cara como alternativa al PRI o al nuevo Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

LOS ESTADOS CON MAYOR NÚMERO

Veracruz- 94

Tamaulipas- 66

Oaxaca- 65

Hidalgo-47

Sinaloa- 45

Baja California- 43

Puebla- 7. Todos para gobernador.